miércoles 25/11/20

A Zapateira llegó a los tres grados bajo cero por la ola de frío siberiano

A Coruña registró ayer su temperatura más baja en mucho tiempo. Sin embargo, la ola de frío siberiano que tiene a gran parte de la Península tiritando no forzó al mercurio a bajar de los 0 grados centígrados

A Coruña registró ayer su temperatura más baja en mucho tiempo. Sin embargo, la ola de frío siberiano que tiene a gran parte de la Península tiritando no forzó al mercurio a bajar de los 0 grados centígrados, sino que se quedó en 2,5, según el portavoz de la Agencia Española de Meteorología (Aemet), Francisco Infante. En cambio, a las afueras, en A Zapateira el fenómeno se dejó notar con más fuerza, en torno a los -3 grados centígrados, basándose en las estimaciones, dado que en Alvedro el termómetro marcó los -3,7 grados.
Tanto frío obligó a tomar algunas precauciones. Por ejemplo, los bomberos tuvieron que esparcir sal sobre el suelo metálico de las pasarelas peatonales, como las que se encuentran frente al hospital Materno, para evitar resbalones por la helada. Pero en general, el sol que se mantuvo durante todo el día impidió que la jornada fuera demasiado desagradable.
“En realidad, es una situación muy normal”, señaló Infante, que recuerda que la última vez que A Coruña se aproximó a temperaturas bajo cero fue en 2010, cuando llegó a los 0,3 grados centígrados, mientras que para llegar al punto de congelación hay que remontarse a 1987, cuando el mercurio llegó a los -0,5 grados, la histórica jornada en la que nevó.

área metropolitana
Las gélidas temperaturas se hicieron notar en los ayuntamientos más rurales e interiores de la comarca de A Coruña, pero también en municipios costeros como Oleiros, cuyas playas de Santa Cristina y Bastiagueiro amanecieron con un manto blanco. También Betanzos dejó una bonita estampa invernal con sus tejados cubiertos de “nieve” y en Cambre registraron hasta -3 grados a primera hora.
El hielo complicó la mañana de muchos conductores. En la travesía de Arteixo, cerca de la rotonda de Sabón, se produjeron entre las 08.15 y las 08.30 horas siete salidas de vía de vehículos que no provocaron daños personales. Desde el Ayuntamiento apuntan que una barredora limpió la vía por la noche y el agua se congeló, provocando los deslizamientos y el cierre de la carretera durante algo más de tres horas, hasta casi las 12.00 horas.
A partir de ahora, la previsión es que la temperatura suba levemente, aunque no se recuperarán hasta la semana que viene.

Comentarios