La Xunta varía su plan para no retrasar más el acceso del transporte interurbano

La Xunta no quiere que el comienzo del Plan de accesibilidad del transporte interurbano se demore más y espera poder iniciarlo con los autobuses procedentes de la zona de Arteixo y que llegarán hasta la plaza de Pontevedra. Esta es su última propuesta al Ayuntamiento para empezar este mes, ya que no es necesario ninguna obra ni modificación.

La Xunta varía su plan para no retrasar más el acceso del transporte interurbano
La plaza de Ourense es uno de los puntos hasta los que llegarán las líneas del transporte interrubano y, hasta ahora, el único en el que se ha podido obrar | quintana
La plaza de Ourense es uno de los puntos hasta los que llegarán las líneas del transporte interrubano y, hasta ahora, el único en el que se ha podido obrar | quintana

La Xunta no quiere que el comienzo del Plan de accesibilidad del transporte interurbano se demore más y espera poder iniciarlo con los autobuses procedentes de la zona de Arteixo y que llegarán hasta la plaza de Pontevedra. Esta es su última propuesta al Ayuntamiento para empezar este mes, ya que no es necesario ninguna obra ni modificación.
La intención inicial de la Administración autonómica era que los autocares procedentes de la zona de Oleiros fuesen los primeros en llegar hasta el centro de la ciudad dentro de este plan.
Sin embargo, los obstáculos con los que la Xunta se está topando para ello desde María Pita hacen que ahora la prioridad sea este otro corredor.
Esta nueva propuesta se debe a que no sería necesario realizar ningún trabajo de adecuación en la parada en la que se detendrían los autobuses, a diferencia de lo que sucedía con los puntos de Entrejardines y la plaza de Ourense. Esta última ya se encuentra totalmente adaptada desde comienzos de esta semana.

Totalmente lista
La infraestructura existente en la plaza de Pontevedra reúne todos los requisitos necesarios para acoger a los autocares interurbanos y es lo que quiere aprovechar la Xunta para que no se retrase más el comienzo del plan. La Administración autonómica mantenía hasta hace unos días la intención de comenzar con el plan con los autobuses procedentes de la zona de Oleiros, pero las trabas municipales lo impiden.
La Xunta comunicó hace unos días al Gobierno municipal su intención de comenzar con los trabajos de adecuación de la parada de Entrejardines la próxima semana, pero se topó con una sorpresa.
Y es que desde el Ayuntamiento explicaron a la entidad autonómica que tienen previsto llevar a cabo durante el próximo mes obras de saneamiento en esta vía, por lo que no tendría mucho sentido que la Xunta realizase sus trabajos y posteriormente tuviesen que ser levantados para acometer esta actuación.
Al conocer la noticia, la Xunta decidió postergar esta tarea, lo que altera el calendario previsto. Sin esta parada no puede comenzar con el plan por las líneas que llegarán hasta Entrejardines, ya que el punto de subida y bajada de viajeros no reúne las condiciones necesarias.
Este nuevo retraso provoca que el plan no se lleve a cabo hasta el próximo mes, que era lo pretendido por el Gobierno municipal. La Marea alega que la incidencia del incremento en el número de autobuses que circularán por el centro de la ciudad hay que provocarlo fuera del verano. De este manera, aseguraron, se podrá comprobar en los períodos con mayor volumen de tráfico, como puede ser una vez que comience el curso escolar.

Tráfico
Por el contrario, desde la administración autonómica están convencidos de que el plan de accesibilidad no va a acarrear problemas para el tráfico, por lo que consideran que se podría empezar ya desde este mes y luego continuar con su implantación progresiva.
La Xunta contaba con tener el plan de accesibilidad del transporte interurbano en funcionamiento antes del comienzo del verano, pero los desencuentros con el Gobierno municipal, quien tiene que otorgar su permiso, están provocando un retraso que ya dura meses. l