lunes 24.02.2020

La Xunta licita el proyecto de la intermodal, cuyas obras no podrán empezar hasta 2022

Los tiempos que maneja Infraestruturas muestran que no se podía recurrir a los fondos europeos

La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, compareció con el director xeral de Mobilidade, Ignacio Maestro, y el delegado de la Xunta, Ovidio Rodeiro | Quintana
La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, compareció con el director xeral de Mobilidade, Ignacio Maestro, y el delegado de la Xunta, Ovidio Rodeiro | Quintana

La estación intermodal de A Coruña está un poco más cerca de convertirse en realidad desde ayer, día en el que la Xunta sacó a licitación una nueva redacción del proyecto para construir esta infraestructura. No obstante, la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, estimó que debido a los retrasos acumulados desde 2016 por los desencuentros con el Ayuntamiento por el cambio de criterio de este último las obras sobre el terreno no podrán comenzar al menos hasta 2022. Ese plazo, incidió, vendría a reafirmar los argumentos que ya se esgrimieron para explicar por qué fue necesario redistribuir los fondos europeos entre otras instalaciones más avanzadas en el resto de Galicia.

La Xunta sacó ayer a contratación el nuevo proyecto de la intermodal, después de meses de tramitaciones para desechar el que ya estaba encargado y que descartó el Gobierno municipal y también remitió la respuesta a la propuesta de convenio que les hizo el Consistorio a principios de mes. El nuevo pliego que se va a encargar, que incluye también el aparcamiento del que, desde su punto de vista, debería asumir los costes futuros el Gobierno municipal, contará con una partida presupuestaria que roza los 375.000 euros.

Distintas fases pendientes
La conselleira de Infraestruturas Mobilidade, Ethel Vázq uez, –que compareció en los Nuevos Ministerios acompañada por el director xeral de Mobilidade, Ignacio Maestro, y el delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro– explicó que para el Ejecutivo gallego el plan que encargan ahora no es el mejor porque significa renunciar a una ambiciosa reurbanización del entorno de A Sardiñeira, pero que deben acomodarse a las nuevas consideraciones impuestas por el Gobierno local de la Marea. 

Precisamente, respecto a la participación del Ejecutivo municipal habló de compartir gastos pero también de que los retrasos acumulados hasta el momento en el proyecto harán prácticamente inviable que las actuaciones comiencen antes de 2022. 

Vázquez indicó que la tramitación urbanística para afrontar esta infraestructura en la zona tiene sus complejidades y la misma se tendrá que acomodar a un proyecto que todavía hay que redactar de forma básica para tenerlo en 2019 y al plan constructivo, que debería estar disponible en 2020. Después llegaría la tramitación urbanística y sacar a concurso las obras, entre otras cuestiones, cumpliendo todos los plazos previstos. 

La conselleira recordó que los reiterados cambios propuestos por el Ayuntamiento son la causa del retraso


Respecto a los cambios urbanísticos ejemplificó la situación con los “18 meses” que se tardó en Vigo, aunque es cierto que en la ciudad carecían de un Plan General de Ordenación Municipal (PGOM). Así, aseguró que el comienzo de las tareas se iría “a 2022 ou 2023, polo que os fondos europeos non se poder destinar a este proxecto”. 
“O falar non ten cancelas”, se refirió a las acusaciones lanzadas desde el Ayuntamiento hace unas semanas exigiendo recuperar el dinero de Europa, que se reasignó a las intermodales de Lugo y Pontevedra porque avanzaron a un ritmo más rápido y se pusieron por delante de A Coruña. “Pero os prazos son os que son”, insistió, recordando que el tiempo para gastar las ayudas no abarca hasta el 2022.

Financiación compartida
Aún así, la representante del Ejecutivo autonómico aseguró que si sale otra línea de subvenciones europeas a la que se pueda circunscribir la intermodal, intentarán conseguirla. 

En cualquier caso, de los 19 millones de euros que calculan para la reconversión de la estación de trenes y autobuses en una creando las dársenas de los autobuses y la nueva cubierta –el director xeral de Mobilidade, Ignacio Maestro, advirtió que no se pueden dar unas cuentas cerradas mientras no exista un proyecto–, Vázquez dijo que unos 15 serían los que corresponderían a la Xunta. Las actuaciones previstas por el Adif en las vías sumarán otros 45 millones de euros. “O aparcamento tería que financialo quen o vai a explotar que é o consello”, resumió, aludiendo a que en realidad la inversión no será tan grande como si hubiese que excavar. 
 

 “AVANZAR” CON UN CONSISTORIO QUE TENGA “CLARA A SÚA VISIÓN”
La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, no se olvidó de insistir en que los atrasos acumulados se deben a los “cambios de criterio do Concello” que supusieron, por ejemplo, eliminar una plaza y la reforma de la avenida de A Sardiñeira, que iba a cambiar de aspecto por completo y que, al menos de momento, ya no lo hará. La representante del Gobierno gallego aseguró que esperan “avanzar e non dar máis pasos atrás cun Concello que teña clara a súa visión”. Y es que pese al intento de acercamiento sigue habiendo tiranteces con temas como la titularidad del terreno de la actual estación de autobuses. 



Aunque se le ha llamado subterráneo, “vai en superficie” pero en el desnivel que existe entre la avenida de A Sardiñeira y la estación de ferrocarril. Sin embargo, en San Caetano también preocupa que los nuevos accesos a la futura intermodal estén listos a tiempo y que el Ayuntamiento dé el visto bueno a los trabajos que prepara el Adif.


Todo ello deberá aclararse pronto porque, aunque no hay fecha para que las dos partes vuelvan a reunirse, de salir adelante el nuevo convenio y contar con un “marco estable” lo lógico sería intensificar los encuentros. Así ocurre en Ourense, Santiago, Vigo, Lugo y Pontevedra, dijo la conselleira.  


Por otra parte, afeó a Marea Atlántica que haya intentando apremiar a la Xunta a recurrir a una ley para acometer “modificacións urbanísticas noutros polígonos que nada teñen que ver coa intermodal”. Para eso pidió que usen los recursos municipales.

Comentarios