• Martes, 13 de Noviembre de 2018

La Xunta insta de nuevo al Consistorio a recoger la llave de la zona municipal de Tabacos

La sede judicial de la antigua Fábrica de Tabacos trabaja a pleno rendimiento desde hace meses pero en el espacio que se reservó para el Ayuntamiento todavía reina el vacío y el silencio, ya que la Xunta no ha conseguido llegar a un acuerdo con el Consistorio para que este último recoja las llaves del local.

La Xunta insta de nuevo al Consistorio a recoger la llave de la zona municipal de Tabacos
La parte de Tabacos reservada al Consistorio sigue vacía | patricia g. fraga
La parte de Tabacos reservada al Consistorio sigue vacía | patricia g. fraga

La sede judicial de la antigua Fábrica de Tabacos trabaja a pleno rendimiento desde hace meses pero en el espacio que se reservó para el Ayuntamiento todavía reina el vacío y el silencio, ya que la Xunta no ha conseguido llegar a un acuerdo con el Consistorio para que este último recoja las llaves del local. Ayer mismo la Administración autonómica remitió una quinta acta, a lo largo de un período de diez meses, para intentar que los términos actuales sean aceptados por el Gobierno local para que se haga cargo de las instalaciones cuánto antes.
El traspaso de una parte del inmueble de Tabacos para uso municipal pasó ayer a una nueva fase después de que la Xunta volviese a remitir un acta al Ayuntamiento recogiendo algunas de las exigencias de este último para poder dar carpetazo al asunto. Fuentes del Ejecutivo gallego aseguran que a lo largo de los diez últimos meses se han puesto todo tipo de facilidades para que el equipo de la Marea se hiciese cargo del espacio pero que siempre llagaron distintas trabas desde María Pita que se han ido “superando”. 
“Aún pueden decir que el acta no les vale pero cumple todos los requisitos y por quinta vez les solicitamos que vengan a buscar las llaves”, aseguraron desde la Xunta, que no solo tenía previsto remitir ayer el acta sino también un documento que certifica que la comisión mixta formada por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) y la propia Xunta aprueban el mismo como, dicen, exigió el Consistorio.

Pendientes de una fecha
La Administración espera que sea el último requisito que se les reclame para poder poner fin a las distintas redacciones –porque ya van cinco desde una primera muy sencilla– e “infinidad de llamadas” y que se ponga una fecha para firmar la documentación necesaria y la recogida de las llaves para completar la cesión de un área del edificio en el lateral que da a la plaza de Tabacos.
El futuro del local lleva sin aclararse desde noviembre y, aunque desde Santiago no aceptaron realizar todas las reformas que pedía Marea Atlántica, sí se hicieron algunas adaptaciones del proyecto a medida que se realizaban los trabajos de adecuación de la sede judicial.
Ahora falta esperar a que el Ayuntamiento dé un paso, pero el concejal de Regeneración Urbana y Derecho a la Vivienda, Xiao Varela, ya había anunciado que una de las últimas decisiones era que el inmueble de unos 3.000 metros cuadrados se dedicara a la unificación de las diferentes sedes del área de Urbanismo, que actualmente se encuentran repartidas por distintos puntos de la ciudad. 
No obstante, el pasado mes de julio el alcalde, Xulio Ferreiro, aludía a posibles actividades de corte social y cultural en el local. Sea como fuere no se espera poder ocuparlo antes del fin del mandato, porque se acelere o no la respuesta a la Xunta la tramitación de unas obras de habilitación a los futuros usos y su realización llevarán varios meses. l