miércoles 21/10/20

La Xunta espera que 50.000 coches pasen cada día por la nueva autovía

Fue un día histórico. Por lo menos, el alcalde, Carlos Negreira, lo entendió así y pronunció un discurso marcado por una cronología en la que enumero los grandes hitos de la infraestructura viaria coruñesa: Alfonso Molina (1957), el puente de A Pasaxe (1978), la ronda de Outeiro (1983) y la avenida de Arteixo (1989). A  estas vías se añadió ayer la de la Tercera Ronda, que se espera que llegue a soportar 50.000 vehículos diarios.

Los primeros vehículos circulaban a primera hora de la tarde por la nueva vía rápida de A Coruña	 susy suárez
Los primeros vehículos circulaban a primera hora de la tarde por la nueva vía rápida de A Coruña susy suárez

Fue un día histórico. Por lo menos, el alcalde, Carlos Negreira, lo entendió así y pronunció un discurso marcado por una cronología en la que enumero los grandes hitos de la infraestructura viaria coruñesa: Alfonso Molina (1957), el puente de A Pasaxe (1978), la ronda de Outeiro (1983) y la avenida de Arteixo (1989). A  estas vías se añadió ayer la de la Tercera Ronda, que se espera que llegue a soportar 50.000 vehículos diarios.
Pero de momento, según matizó el concejal de Urbanismo, Martín Fernández Prado (que defendió con vehemencia que la obra en sí ya estaba concluida y solo faltaban las complementarias) no se espera que el número de vehículos rebase los 10.000. Todavía habrá que esperar unos días a que los coruñeses se habitúen a emplear esta infraestructura por la que llevan esperando 18 años, desde que se trazó el proyecto durante la etapa de gobierno del socialista Francisco Vázquez. “No pasará mucho tiempo antes de que no podamos recordar cómo era no tener una vía de alta capacidad”, predijo el actual alcalde.
Negreira pronunció su discurso en medio de la AC-14 justo a la altura de Mesoiro, acompañado bajo la carpa por las autoridades responsables de su construcción: Ana Pastor, la Ministra de Fomento, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo. Las dos administraciones invirtieron Pastor, y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, han asistido hoy a la puesta en servicio de los últimos tramos de la Tercera Ronda de A Coruña: As Lonzas- A Zapateira de la autovía AC-14, de acceso a la ciudad de A Coruña y conexión con el Aeropuerto de Alvedro, y el último tramo autonómico (V-14) que enlaza con la AC-14.  
Este nuevo tramo, junto con el tramo desde A Zapateira a la A-6, ya en servicio, completa los 10,2 Km de la autovía AC-14.  “Desde hoy A Coruña es un lugar mejor conectado, mejor comunicado”, ha destacado la ministra, quien ha señalado que con la apertura de estos tramos finales de la Tercera Ronda, los tiempos de recorrido entre la ciudad de A Coruña y el aeropuerto de Alvedro se reducirán a la mitad, de 20 a10 minutos.

inversión millonaria
Pastor no perdió la ocasión de recordar que, cuando llegó a su actual cargo, la obra no había llegado a ejecutarse más que un 8% y “no se había pagado nada”. El Gobierno ha invertido 144,1 millones de euros en esta infraestructura. Por su parte, la Xunta ha  desembolsado 18 millones para este tramo y un total de 80 millones de euros. Feijóo apuntó  que sus efectos ya se notan porque desde 2011 está  en servicio el tramo estatal que conecta A Zapateira con la A6.
Pero no todos se sentían igual de satisfechos: los vecinos de la zona recibieron autoridades con pancartas en las que pedían el pago de las expropiaciones pendientes y que se cambiara los paneles protectores contra el ruido por otros transparentes que no les taparan las vistas. Ellos, a diferencia de Gobierno, Xunta y alcaldía, no creen que la Tercera ronda esté finalizada.

Comentarios