martes 27/10/20

La Xunta descarta comenzar el año que viene las obras de la Intermodal

El proyecto debe reformularse de acuerdo con las propuestas municipales para eliminar deficiencias

Copia (2) de El Ideal Gallego-2017-10-19-003-3091bedc
Las obras en la estación de tren de San Cristóbal para convertirse en Intermodal no comenzarán hasta 2019 | javier alborés

La reunión a tres bandas celebrada ayer en Santiago entre representantes de la Xunta, ADIF y el Ayuntamiento se cerró con el acuerdo de aceptar las propuestas municipales para mejorar el proyecto de la Intermodal después de que se firme un documento de diez puntos que servirá para fijar a grandes rasgos las características del nuevo proyecto. Fuentes autonómicas señalan que debido a que es necesario reformular los planos, las obras comenzarán mucho más tarde de lo previsto. Eso significa que mientras que Ourense, Santiago y Vigo verán el año que viene el comienzo de las obras de sus respectivas intermodales, A Coruña tendrá que esperar hasta 2019, temen fuentes de la Xunta..

A pesar de todo, el Gobierno autonómico manifestó que va a tramitar esta actuación a través de Ley de medidas en materia de proyectos públicos de urgencia o excepcional interés público para acortar los plazos.

El nuevo diseño obligará a renunciar a la urbanización de la avenida de A Sardiñeira, según la Xunta, que también matizó que la futura Intermodal será más pequeña de lo inicialmente planeado. Fuentes municipales replican que el proyecto original adolecía de graves defectos, algo en lo que también habría coincidido ADIF, porque no permitía articular adecuadamente  el bus urbano como el metropolitano. Este “problema de encaje”, que también afectaba la unión del bus y el ferrocarril fue solucionado por los técnicos municipales trasladando el intercambiador desde la avenida de A Sardiñeira a la del Ferrocarril.

Cambio de actitud

En la reunión estuvieron presentes, por parte del Ayuntamiento, el propio alcalde, Xulio Ferreiro, y el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela. El Gobierno Autonómico fue representando por la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez. Varela no pudo evitar señalar “o cambio de atitude por parte da conselleira” que asume las propuestas presentadas en abril.

Este acuerdo convierte en papel mojado el proyecto que la Xunta licitó a principios de 2016, de ahí que sea necesario reformularlo. Por su parte, el Ayuntamiento prepara una propuesta de convenio de colaboración que implique a las tres administraciones y que sustituya al que está en vigor y que se remonta a 2009. Para Ferreiro, resulta necesario redactar un nuevo ordenamiento para facilitar el encaje urbanístico de la intermodal en el entramado coruñés.


Acuerdo marco

En cuanto al documento que firmarán las tres administraciones,  y que el Ayuntamiento considera un “acordo marco de carácter político”, es para el Gobierno autonómico un documento de bases que servirá para que las dos administraciones restantes (Adif y el Ayuntamiento) den el visto bueno al nuevo proyecto. La Xunta instó al Gobierno local a evitar “novos cambios de criterio” sobre la terminal.

Aunque con un retraso considerable con respecto al resto de las grandes ciudades gallegas, ambas partes reconocen que el acuerdo de ayer es un avance de cara a la consecución del objetivo de una intermodal que se pueda adaptar al potencial de la alta velocidad y al mismo tiempo facilite los intercambios de los medios de transporte.

Comentarios