sábado 23/1/21

Vigilancia Aduanera se llevó documentos de tres casas subastadoras de la Lonja

La llamada operación “Piélago” contra la venta de pescado en B o en negro iniciada por la Agencia Tributaria el jueves se saldó en A Coruña, en esta primera fase, con la inspección de tres grandes casas subastadoras de la Lonja. 

La Lonja estuvo más calmada en la jornada de ayer	pedro puig
La Lonja estuvo más calmada en la jornada de ayer pedro puig

La llamada operación “Piélago” contra la venta de pescado en B o en negro iniciada por la Agencia Tributaria el jueves se saldó en A Coruña, en esta primera fase, con la inspección de tres grandes casas subastadoras de la Lonja. 
Los efectivos de Vigilancia Aduanera, que permanecieron acompañados por la Guardia Civil hasta bien entrada la noche en algunas oficinas, se incautaron de numerosos documentos y ordenadores que analizarán para intentar descubrir pruebas de una segunda contabilidad en el negocio de la compra-venta. Hacienda todavía no da por cerrada esta investigación in situ que ha generado gran revuelo entre la comunidad portuaria, como se pudo observar en la madrugada de ayer durante la actividad del Muro.
La Agencia Tributaria aclaró ayer, de forma pública, que las pesquisas realizadas en A Coruña así como en otras lonjas gallegas y del resto de España buscan aclarar si existe un canal paralelo de actividad económica, además de la declarada según la ley. La investigación que puso sobre aviso sobre esta presunta práctica fue la operación “White”, realizada en Cataluña, y Hacienda advirtió que ahora se trata de descubrir si esta dinámica es generalizada y si, como cree, atañe “desde el armador hasta el minorista de pescado ocasionando un importante perjuicio para la Hacienda Pública”. 
A la espera de que se den a conocer los primeros resultados lo cierto es que en la ciudad entraron en las instalaciones de tres conocidas subastadoras y también demandaron documentación de la gestión de la rula. 
Según fuentes consultadas por este diario, a última hora de la noche del jueves daban por concluidas las primeras “batidas”, de las que se llevaron elevadas cantidades de papeleo y también ordenadores o discos duros. 
Desde la Asociación de Subastadores de la Lonja de A Coruña aseguraron que apenas tenían información, si bien, según les comentaron algunos afectados los técnicos, les requirieron “informes de los últimos años fiscales”. 
La noticia no tardó en extenderse por toda la comunidad vinculada a la actividad del Muro, por lo que ayer la tensión era palpable en la Lonja, donde se escucharon algunas especulaciones. 
Muchos de los usuarios que trabajan de alguna forma en la infraestructura –ya sea armadores, pescadores, subastadores o, incluso, minoristas– comentaron que la llegada de la Agencia Tributaria a A Coruña pudo deberse a algunos errores de cálculos que saltaron tanto en Mercamadrid como en Mercabarna en los últimos años. 
De hecho, ya hacía tiempo que se rumoreaba la posibilidad de que los investigadores acudieran a las casas afectadas, que forman parte de un amplio sector en la Lonja. 

quiebras y otras ideas
Otra cuestión que se puso ayer sobre la mesa es la quiebra de varias firmas en el último año y su posterior adquisición por parte de otros grupos porque “a Hacienda no le cuadrarían las cuentas”. Ante esta persecución de un supuesto circuito de actividad sumergida, como lo llamó el Gobierno central, el temor se ha extendido entre todo el sector. 
Si bien es cierto que prácticamente todo se realiza de forma legal, en pequeños círculos sí se reconoce que hay momentos muy puntuales en los que se han llegado a observar pequeñas irregularidades con el IVA.
Además, la desconfianza por lo que pueda ocurrir es mayor porque no es muy habitual que se orquesten acciones como la “Piélago” en el puerto coruñés y sus distintos departamentos. n

Comentarios