sábado 24.08.2019

Una viandante de 54 años resulta herida grave en un aparatoso accidente en la plaza de Lugo

Un coche golpeó a otro, que se salió de la vía y atropelló a la víctima, que estaba sobre la calzada
La Policía Local investigó el aparatoso accidente, que bloqueó la calle Ferrol durante más de dos horas
La Policía Local investigó el aparatoso accidente, que bloqueó la calle Ferrol durante más de dos horas

La jornada de ayer resultó tranquila, como corresponde a un día festivo, a pesar de que su comienzo fue intenso. A las nueve menos cuarto de la mañana se registró un accidente en la calle de Ferrol, junto a la plaza de Lugo, en el que una viandante de 54 años resultó herida de carácter grave cuando un turismo invadió la acera por la que transitaba y la lanzó contra un portal. Los ocupantes de los vehículos, en cambio, resultaron heridos de carácter leve.

Todavía no está claro cómo colisionaron ambos turismos, pero se sospecha que uno de ellos irrumpió en el carril contrario a cierta velocidad, por eso el conductor del vehículo que invadió la acera perdió el control y chocó contra la pared. Afortunadamente, el impulso envió a la víctima hacia un portal y no contra la pared. La viandante presentaba en heridas en la cabeza, de ahí que se consideren graves. Fue atendida por una ambulancia medicalizada del 061 que la trasladó al Complejo Hospitalario Universitario (Chuac).

Casos leves

En cuanto a los ocupantes de los dos vehículos salieron mejor parados: ambos conductores sufrieron contusiones por el fuerte encontronazo, pero ninguna de consideración. En uno de los vehículos, además, viajaba una ocupante, que también sufrió lesiones. Uno de los conductores fue atendido allí mismo por el personal de ambulancia para después abandonar el lugar por sus propios medios, mientras que los otras dos víctimas fueron trasladadas al Chuac mientras la Policía Local redactaba el atestado.

Por otro lado, el siniestro obligó al corte total del tráfico en la calle de Ferrol desde el mismo momento del accidente y hasta pasadas las once de la mañana. Los bomberos tuvieron que acudir para limpiar la calzada de los restos de la colisión pero, además, fue necesario esperar a que conocidos de los conductores siniestrados acudieran para retirar los vehículos por sus propios medios. Pero como se trataba de la mañana de un día festivo, no causó grandes trastornos a la circulación, según informaron fuentes de la Policía Local.

Comentarios