domingo 20/9/20

Las ventas de pisos se desploman en el primer trimestre de 2018 tras cinco años de subida constante

La vertiente dedicada a la compra-venta de propiedades del mercado inmobiliario coruñés ha flaqueado bastante entre los meses de enero y marzo. T

Una de las pocas zonas en las que todavía hay viviendas nuevas en venta es Someso | javier alborés
Una de las pocas zonas en las que todavía hay viviendas nuevas en venta es Someso | javier alborés

La vertiente dedicada a la compra-venta de propiedades del mercado inmobiliario coruñés ha flaqueado bastante entre los meses de enero y marzo. Tras cinco años de continua subida de los acuerdos para la adquisición de viviendas, los números se han venido abajo hasta registrarse 478 transacciones en un ejercicio que también ha tenido un comienzo flojo para otros sectores económicos con una importancia estratégica en la ciudad.
Con el temor a la crisis de los consumidores coruñeses todavía muy presente era difícil que se produjese una nueva burbuja inmobiliaria y así lo ha refrendado el último informe del departamento de vivienda del Ministerio de Fomento. Según este, el primer trimestre del año fue el primero en el que no aumentaron las ventas desde 2013. Si bien es cierto que los números fueron mejores que en 2013, 2014 e, incluso, 2015, la realidad es que en esos años el camino era ascendente y en este ejercicio no lo ha sido.
En total han cambiado de dueño 478 propiedades, algo que es una buena noticia para algunas empresas y sobre todo particulares que han logrado sacar del mercado sus activos, pero si la cifra se compara con la del mismo período de 2017 el ratio de crecimiento ha sido negativo. En total se cerraron un 14% menos de transacciones. Ya en 2016, cuando en el municipio se notaba cierta recuperación, ya se superaba el medio millar.
Mientras en A Coruña y Santiago bajaban los movimientos de este tipo, en Vigo, Ourense, Lugo y hasta Ferrol el trimestre fue positivo, por lo que la localidad sería una de las dos grandes ciudades afectadas por esta bajada quizá porque también se recuperó antes del bajón inmobiliario.

Libres y de segunda mano
Dentro del global de los 478 pisos y casas que tienen un dueño nuevo desde hace unos pocos meses, la inmensa mayoría fueron de carácter libre. En este caso la tendencia es similar a los años anteriores, porque apenas se pueden encontrar apartamentos protegidos dado que se la paralización de la construcción y los recortes en las administraciones públicas afectaron más, si cabe, a este tipo de promociones destinadas a un público con mayores necesidades.
Ahora la Xunta prepara la edificación de 40 viviendas de este tipo en el Parque Ofimático, pues el Ayuntamiento le concedió la licencia la semana pasada después de que el proceso de tramitación en María Pita comenzase a finales de 2016 con un primer proyecto que tuvo que ser modificado. Pero en cualquier caso estas no engrosarán los listados hasta dentro de más de dos años porque una vez adjudicada la obra, la empresa tendrá 24 meses de plazo para levantar el inmueble.
En cuanto al estado de las casas, en el informe no se incluye si se encuentran bien conservadas o no, pero sí se deja claro que 440 de las 478 habían tenido un uso anterior. El resto, solo 38, fueron a estrenar. Los promotores han advertido en muchas ocasiones que es normal porque apenas se edificó estos años.

Comentarios