lunes 21/9/20

Los vendedores ambulantes piden al Ayuntamiento que les permita celebrar otro mercadillo semanal

Los vendedores ambulantes que trabajan en A Coruña ultiman los preparativos de una concentración pacífica para solicitar al Ayuntamiento que les permita organizar un nuevo mercadillo semanal además del que tiene lugar todos los martes en la zona de A Sardiñeira.

El colectivo asegura que el feirón de A Sardiñeira no está tan concurrido como antes	quintana
El colectivo asegura que el feirón de A Sardiñeira no está tan concurrido como antes quintana

Los vendedores ambulantes que trabajan en A Coruña ultiman los preparativos de una concentración pacífica para solicitar al Ayuntamiento que les permita organizar un nuevo mercadillo semanal además del que tiene lugar todos los martes en la zona de A Sardiñeira. El colectivo, que ya ha estudiado otras zonas interesantes, afirma que la reducción del consumo por parte de los vecinos de la ciudad está mermando considerablemente sus ganancias. Es por ello que buscan un apoyo por parte del Gobierno local para seguir a flote.
El presidente del Plan de Integración Nueva Esperanza y representante de los comerciantes, Ramón Borja, asegura que la petición ha sido muy razonada. “Con la que está cayendo no vendemos como antes y queremos reclamar más mercadillos”, comenta, si bien aclara que la solución al problema no depende de ellos.
Es el Ayuntamiento el que debe dar los permisos preceptivos para organizar otra feria a la semana en otro punto de A Coruña. Con el objetivo de alcanzar ese compromiso municipal que les permita ampliar un poco su horizonte de ingresos, los vendedores se concentrarán en la plaza de María Pita el próximo viernes día 12 a las 11.00 horas.
Borja estima que en este acto –para el que dice contar con el permiso de la Subdelegación del Gobierno– serán “dos mil y pico familias” las que clamarán al unísono para que el alcalde o algún concejal los atienda y tenga en cuenta su propuesta de ofrecer un día de venta callejera a mayores. Así estarán representados los “entre 150 y 200” comerciantes que se suelen dar cita en A Sardiñeira.
“Tenemos los mercadillos de los martes y los sábados en A Grela, pero el del sábado no sirve para nada porque solo hay seis o siete puestos respecto a todos los que somos los martes”, comenta el representante.

Puestos de trabajo
Si las ventas ya se habían resentido un poco en los últimos años, ahora el problema ha ido a más porque “la gente joven se casa y quiere independizarse y tener su negocio pero no se cubren gastos y la situación no da para eso”.
Borja resume de forma muy clara la solicitud: “Lo que queremos es tener y mantener los puestos de trabajo porque pagamos nuestros impuestos como cualquier ciudadano”. Y para ello necesitan expandir sus miras, pues a la zona actual no todo el mundo llega porque A Coruña ha crecido hacia fuera y porque no hay tantas zonas de estacionamiento.
“Somos gente trabajadora e hijos de La Coruña; el alcalde todavía no ha hecho nada por los gitanos y a ver si ahora tiene este  detalle”, zanja Borja.

Comentarios