lunes 21/9/20

Los vehículos matriculados en la ciudad superan ya a los de antes de la crisis

Durante 2018, la cifra se incrementó en un millar, hasta llegar casi a los 140.000, la gran mayoría, turismos

La gran cantidad de vehículos que abarrotan el centro de la ciudad se traduce muchas veces en doble fila | patricia g. fraga
La gran cantidad de vehículos que abarrotan el centro de la ciudad se traduce muchas veces en doble fila | patricia g. fraga

El futuro de la movilidad pasa por el transporte sostenible: ciclistas recorriendo el carril bici, viajeros empleando el transporte público, y peatones esquivando patinetes. De esta manera, las personas podrán recuperar el espacio público que ahora está ocupado por los turismos. Bajará la contaminación y aumentará la calidad de vida. Esa es la letanía que repiten los responsables públicos desde hace décadas pero, por muy razonable que suene, parece que los coruñeses no se dan por enterados: las últimas cifras apuntan a que en A Coruña se hallan matriculados casi 140.000 vehículos. En torno al 80% serían turismos. 


Estos datos muestran una tendencia contraria a la que persigue la Concejalía de Movilidad Sostenible, de la que es responsable Daniel Díaz Grandío, y que pretende desincentivar el uso del coche, priorizando al peatón y al ciclista. Las estadísticas trazan un leve descenso que coincide con lo peor de la crisis económica, y que luego fue recuperándose paulatinamente, de manera que si en 2017 los vehículos matriculados rozaban ya cifra de 2018 (138.856) según la DGT, con algo más de 138.700. Una barrera que ahora se supera por un millar. 


Movilidad en el área 
Expertos en movilidad señalan que el aumento en el número de vehículos matriculados es una consecuencia previsible de la recuperación económica que se vive actualmente, aunque sea moderada. Otro factor que incentiva las matriculaciones es la alta movilidad que existe entre la ciudad y los municipios de su área metropolitana, lo que en lenguaje técnico se denomina “corona”. Los coruñeses cogen el coche para desplazarse al área metropolitana y viceversa, ya sea para trabajar o por placer. En contra de lo que pueda parecer, no abusan del vehículo cuando el desplazamiento se efectúa dentro de la ciudad. 


Según los datos del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), publicado hace más de cinco años, el vehículo privado,  se emplea en un 37% de los desplazamientos dentro de la ciudad pero, al revés de lo que podría pensarse, la forma más popular de moverse por la ciudad (el 48%) es a pie. Es una cifra que pone A Coruña por delante de otras capitales europeas, como Copenhague (18%), Oslo (32%), Estocolmo (17%) o Ámsterdam (20%). Las buenas cifras de A Coruña puede explicarse por sus pequeñas dimensiones: 38 kilómetros cuadrados. Eso deja poco más de un 10% de viajes en autobús, siempre según el PMUS y un 4% para la bicicleta. 


El Gobierno de la Marea Atlántica ha tratado de fomentar la movilidad sostenible en este mandato a nivel municipal, pero el principal problema lo representan los más de 100.000 viajes diarios en el área metropolitana. El paso más importante para solucionarlo lo dio la Xunta, al llevar en 2017 las líneas del bus metropolitano al centro de la ciudad. 

Estacionamiento 
Otro problema es la baja ocupación del transporte privado (1,2 viajeros por vehículo), agrava el problema de los embotellamientos, así como del estacionamiento. Sobre este punto, Grandío reconoció este año que las obras públicas están destruyendo aparcamiento, y aunque se crean otras plazas, estas puede que resulten insuficientes. 


Una encuesta realizada hace unos años por la Compañía de Tranvías, concesionaria del servicio municipal de transporte público,  concluyó que el 25% lo hace solo por lo difícil que le resulta encontrar una de las cerca de 139.000 plazas de aparcamiento que se contabilizó el PMUS en la ciudad. Pero, como señalan los expertos, eso no significa que renuncie a tener un coche.

Comentarios