Domingo 24.02.2019

Los vecinos que viajan a diario a Ferrol por autopista gastan 3.000 euros al año

El peaje resulta prohibitivo para los usuarios y las autoridades piden igualdad de trato que en el resto de Galicia

El peaje entre las dos ciudades es uno de los más caros de España al analizar el coste por kilómetro  | pedro puig
El peaje entre las dos ciudades es uno de los más caros de España al analizar el coste por kilómetro | pedro puig

Con la llegada del año nuevo los coruñeses sufrieron incrementos de precios en distintos productos y servicios pero pasadas unas semanas de 2019 uno de los más perjudiciales para el bolsillo ha resultado ser el aumento del coste de la autopista. Uno de los trayectos que realizan con carácter diario de manera más habitual los vecinos es el que une A Coruña con Ferrol –y viceversa– y que la tarifa haya alcanzado los 4,75 euros por viaje supone un gasto de más de 3.400 euros al año, que se pueden quedar en torno a los 3.000 en caso de contar con un sistema de pago por telepeaje. El malestar con la concesionaria de la infraestructura ha llegado al punto de que incluso las administraciones públicas reclaman un trato igualitario para todos los tramos del recorrido.

Aquellos coruñeses que van y vuelven a diario a Ferrol (o Fene, pues el último tramo de la infraestructura no se paga) para estudiar, trabajar o por otros motivos gastarán este año 3.420 euros debido a la subida del precio del peaje, que con el salto de año aumentó en 20 céntimos aunque ya había crecido en dos ocasiones a lo largo de 2018. Los conductores que cuentan con sistema de telepeaje –que requiere un abono previo por el alquiler del soporte y su mantenimiento– pueden ahorrarse varios cientos de euros, pero aún así la factura estará en los 2.998,8 euros. 

Si bien es cierto que si los viajes se limitan a los días laborables el gasto por vehículos ligeros baja a los 2.508 y 2.196,48 euros, respectivamente, pero los costes van a más si los que se mueven son autobuses, camiones o simplemente un coche con remolque. Aún en el caso de los usuarios más habituales de la vía, que necesitan moverse con mayor rapidez de la que permite la carretera nacional, la decisión de la concesionaria de la instalación de volver a elevar las tarifas ha generado un gran malestar entre la población coruñesa, y también la ferrolana. Se sienten perjudicados, como así lo resaltó también la Confederación de Empresarios de La Coruña (CEC), porque el precio por kilómetro es uno de los más caros de todo el país. 

Incluso el propio alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, consciente de que muchos convecinos van y regresan de A Coruña a diario advirtió ayer en Radio Coruña de que se aboga “por un trato igualitario en todas partes, cuns prezos como os do tramo entre Cangas e Vigo”, pues circular entre O Morrazo y la ciudad sale por 1,10 euros según el propio calculador de costes de la empresa que gestiona la autopista.   

Mejoras en la vía férrea 
El problema de movilidad entre ambas ciudades no se ciñe únicamente a los precios de la autopista, pues los empresarios y los ayuntamientos también han denunciado la deficiente conexión por ferrocarril.

En este sentido, Suárez demandó la unión de todas las autoridades para presionar al Estado para que “faga actuacións que diminúan o tempo da viaxe de unha hora e 20 minutos máis alá de proxectos e anteproxectos”.

Comentarios