Los vecinos de Pablo Picasso denuncian una plaga de ratas en las zonas verdes

Periódicamente, los vecinos denuncian la aparición de plagas de ratas en distintos puntos de la ciudad. Ayer la concejala de Medio Ambiente, María García, que ayer tuvo que escucharlo de nuevo en el “Dillo ti” en el centro cívico de la Segunda Fase de Elviña, donde varios vecinos de la calle de Pablo Picasso que denunciaban la proliferación de esta plaga, que invade las zonas verdes

Los vecinos de Pablo Picasso denuncian una plaga de ratas en las zonas verdes
La concejala de Medio Ambiente, María García, durante su alocuión, donde animaba a los vecinos a no dejar comida en la vía pública para que no se alimenten las ratas | pedro puig
La concejala de Medio Ambiente, María García, durante su alocuión, donde animaba a los vecinos a no dejar comida en la vía pública para que no se alimenten las ratas | pedro puig

Periódicamente, los vecinos denuncian la aparición de plagas de ratas en distintos puntos de la ciudad. Ayer la concejala de Medio Ambiente, María García, que ayer tuvo que escucharlo de nuevo en el “Dillo ti” en el centro cívico de la Segunda Fase de Elviña, donde varios vecinos de la calle de Pablo Picasso que denunciaban la proliferación de esta plaga, que invade las zonas verdes e incluso los domiclios particulares, a escasos metros de allí. Una vecina tomó la palabra para asegurar que “las ratas las tenemos aquí al ladito del centro cívico”. Allí, al lado del  en Hay una enredaderas rastreras de ahí salen que parecen gatos. Yo vivo en pablo picasso once y alli hay nidos”. 
La edil del área defendió la efectividad del servicio de desratización con la que cuenta el Ayuntamiento que es la misma empresa, Sanal, que se ha venido empleando desde años atrás. “Temos un servicio de desratización desde hai anos que actúa de manera programada e que tamén son moi rápidos cando se les chama”. Además, se acometen dos veces al año planes más intensivos (en primavera y en otoño, que es cuando los roedores comienzan a reproducirse). Todo ello, con el presupuesto de desratización má bajo de las siete granes ciudades gallegas. Cuando llegó al Gobierno Local la Marea Atlántica, era de unos 25 céntimos por habitante, porque se ha mantenido bastante estable. 
Numerosas críticas 
Pero, la concejala de Medio Ambiente, que ha tenido que soprotar numerosas críticas en el pasado, asegura que durante se ha mandato se ha intensificado el trabajo e incluso cambiado el método:. El objetivo ahora es “non solo acudir cando hai unha emerxencia, sino ir al foco”. Supuestamente, el “foco” sería el alcantarillado de la ciudad, el hábitat natural de los roedores, por las que se mueven libremene. Desde allí encuentran la forma de abrirse paso hasta lugares abandonados o zonas verdes, donde corretean en busca de comida, para luego volver a sus refugios. 
Descubrir dónde están los nidos permitirá afinar la colocación las tarmpas y los cebos. “Ahí me vai axudar moito o servicio de infraestructuras”, señala la edil de Medio Ambiente, que añadió que también se está buscando la manera de plantar en las zonas verdes vegetación que no sea problemática: por ejemplo, las enredaderas rastreas ofrecen cobertura a los ratas y acumulan basura que la gente tira, minetras que el césped en exceso tiene el probelma de atraer a los perros con los consiguientes malos olores que provocan quejas.