jueves 02.04.2020

Los vecinos del Orzán contabilizan cerca de 60 inmuebles en ruinas en su barrio y piden actuaciones

Aseguran que las inversiones proyectadas por la Xunta son insuficientes para revertir el problema
Muchos emblemáticos edificios se hallan en un estado precario | patricia g. fraga
Muchos emblemáticos edificios se hallan en un estado precario | patricia g. fraga

El anuncio de la Xunta de que invertirá un millón de euros para la mejora urbanística en el casco histórico por medio del programa Rexurbe y de que las áreas de Rehabilitación Integral contarán con dos millones de euros ha dejado fríos a los vecinos del Orzán, una de las zonas más castigadas por el abandono urbanístico. Desde la asociación Ensenada del Orzán contabilizan 60 inmuebles en estado ruinoso, o casi, y exigen una solución real a un problema que se ha dilatado demasiado en el tiempo.

“Lo criticamos porque, para recuperar Pescadería y Ciudad Vieja no llega ni para limpiar la pintadas. Que desarrolle un plan de recuperación, que luego busque el dinero, en la Xunta, en la Administración central o Europa, pero este plan no existe. Por lo menos, a nivel del Ayuntamiento. “Estamos en el centro de A Coruña y el plan está justificado”, señalan.

Las intervenciones de los servicios de emergencia por desprendimientos de cascotes son bastante habituales

“Tenemos una relación hecha que vamos a presentar al Ayuntamiento”, señalan desde la asociación, donde sospechan que Urbanismo no ha hecho los deberes a ese respecto. Estos edificios se encuentran en una zona que abarca desde la plaza de Pontevedra hasta el Museo de Bellas Artes, en la calle de Zalaeta. Se trata, en general, de edificios de cuatro o cinco alturas, muchos de ellos con más de cincuenta años a cuestas, y con un valor histórico indudable, como la casa donde nación el famoso músico Andrés Gaos, y que lleva años languideciendo en un estado de abandono progresivo.

Pérdida patrimonial

El presidente de la delegación del Colegio de Arquitectos de Galicia(COAG), Roberto Costas, aseguró este año que la zona del Orzán es “como Sarajevo” en referencia a la ciudad balcánica bombardeada durante el conflicto de la exYugoslavia. Y advierte de la existencia de “edificios interesantes desde el punto de vista arquitectónico que se están perdiendo”.

En los últimos años, el Ayuntamiento ha tratado de promover la reforma de los viejos inmuebles pero para Costas, es evidente que la razón de que la política de rehabilitación municipal no haya conseguido el efecto deseado es la ausencia de un plan integral que no se limite a subvenciones.

Esto tiene obvias consecuencias: en junio, los bomberos tuvieron que llevar a cabo tres intervenciones por edificios ruinosos, uno de ellos en el número 152 de la calle del Orzán, y otros dos a poca distancia, en la calle del Arco, al otro lado de San Andrés. En todos los casos, los daños estaban localizados en las fachadas y afectaban a edificios de baja altura, dos de ellos con las emblemáticas galerías de madera.

Comentarios