sábado 24.08.2019

Los vecinos del Ofimático denuncian el gran deterioro que sufre el barrio

En las aceras crece maleza,  los vándalos ya  han dañado algunas señales y falta limpieza

Las calles presentan un importante aspecto de abandono a pesar de que ya hay vecinos | quintana
Las calles presentan un importante aspecto de abandono a pesar de que ya hay vecinos | quintana

El Parque Ofimático se ha estrenado como barrio residencial con un gran deterioro en todas las infraestructuras. La situación no se les escapa ni a los vecinos ni a los coruñeses que suelen pasear por la zona pero no fue hasta la semana pasada cuando tuvieron la oportunidad de trasladar sus quejas al Ayuntamiento.

La Asociación de Vecinos de Matogrande y Parque Ofimático mantuvo un encuentro la semana pasada con el edil del área de Urbanismo e Infraestructuras, Juan Manuel Díaz Villoslada, en el que hablaron de la necesidad de conectar las dos zonas pero también de las problemáticas que tiene el polígono residencial a pesar de que hace unos cuatro meses que se empezaron a conceder las licencias de primera ocupación de los pisos.

El presidente de la agrupación,  Esteban Velasco, comenta que los cooperativistas le trasladaron al representante municipal “muchas quejas” porque hay malas hierbas, vallas tiradas y falta “tanto seguridad como el servicio de recogida de basura”.

Asimismo, y casi haciendo una broma, le aseguraron que no podían pasear a sus perros tranquilamente porque “hay lagartos que parecen cocodrilos” en los terrenos que quedan por urbanizar, dado que el Ejecutivo de la Marea no cumplió con el compromiso de ejecución adquirido con la Xunta y la Asociación Parque Ofimático 2010 (de promotores inmobiliarios con propiedades en la zona) en el plazo que estaba previsto y todo sigue igual.

El abandono venía siendo norma en los últimos años, mientras se retrasaban las mudanzas, pero después de que estas se produjeran el descuido por parte del Ayuntamiento se mantuvo. El barrio está a punto de estrenar su primer servicio, un supermercado que se ha trasladado desde el otro lado de la avenida de Alfonso Molina, pero los espacios reservados para árboles en la calle principal del polígono acumulan maleza.

Hay pintadas por algunas zonas, basura en muchas esquinas y fincas valladas en las que, si los animales de compañía cruzan, se la juegan. Incluso las escaleras que conectarán distintas zonas presentan un estado deplorable, cubiertas por la hierba o con algunas piezas ya sueltas.

Comentarios