Sábado 25.05.2019

Los vecinos de Matogrande planean crear un grupo de serenos para luchar contra la inseguridad

Robos en locales y domicilios y actos vandálicos en las calles son lo que les impulsa a tomar esta medida

Los portales con los cristales estallados como el que apareció ayer generan cierta inseguridad | pedro puig
Los portales con los cristales estallados como el que apareció ayer generan cierta inseguridad | pedro puig

Los vecinos de Matogrande están hartos del problema de seguridad que entienden que está sufriendo su barrio y han decidido tomar medidas: el presidente de la asociación de vecinos, Esteban Velasco, adelantó que están en proceso de contratar un servicio de serenos que recorra el barrio y les permita ganar esa sensación de seguridad que ahora echan en falta. “Hemos hablado con el 40% de la gente y están de acuerdo; en los próximos días, nos pondremos en contacto con los presidentes de las comunidades”, explicó Velasco.  

Él está seguro de que aceptarán. En primer lugar, porque el desembolso económico no será importante: el calculo estimado es de un euro por cabeza al mes. Y en segundo lugar, porque considera que es necesario, debido a la falta de presencia policial del barrio. “Le dije al alcalde en un encuentro que si no volvía la Policía de Barrio, ibamos a poner serenos”, explicó Velasco que, por su parte, milita en otro partido político local de reciente creación, Democracia Coruñesa.  

Cristales y negocios 
Son varios los motivos que han llevado a la asociación de vecinos de Matogrande a adoptar esta decisión: el viernes apareció un cristal roto en el portal de una comunidad de la calle de Federico García, pero este incidente, que podría ser trivial, no es un caso aislado, asegura Velasco, sino que llevan muchos meses sufriendo robos y actos vandálicos.  “Hace una semana asaltaron un negocio: entraron de noche rompiendo el cristal y le abrieron todas las máquinas”, asegura Velasco. Y no es el único negocio que ha recibido la visita de los ladrones.  

Pero sin duda, lo que más preocupa a los residentes de Matogrande son los robos en domicilios. Una ola de estos allanamientos se produjo en octubre del año pasado, cuando se dieron media docena de casos, que afectaron también al barrio de las Flores. En el caso de Matogrande, su actividad parece haberse centrado en la calle de Enrique Mariñas, donde emplean el método conocido como “bumping” para forzar la cerradura y abrir la puerta. En realidad, los robos en Enrique Mariñas comenzaron ya a principios de año.  

Los afectados sospechan que escogen sus edificios por tratarse de comunidades grandes, en los que los vecinos no se conocen entre ellos y en las que es difícil localizar a un sospechoso simplemente por ser extraño: “Antes éramos todos propietarios, pero ahora hay muchos alquilados y no es posible estar al tanto de todas las ideas y venidas”. 

Cámaras 
Así que para aumentar la seguridad, algunas de las asociaciones decidieron instalar cámaras de seguridad, de manera que los serenos no son la primera medida de autoprotección que toman los vecinos de Matogrande. Velasco asegura que es totalmente legal, a pesar de la polémica sobre ese punto que surgió cuando otras asociaciones trataron de resucitar la figura del sereno en A Coruña: “Serán gente recorriendo las calles con un walkie talkie, en varios turnos, para ayudar a la Policía”. 

Por el momento, no puede decir cuándo se pondrá en práctica esta medida. A día de hoy no hay seguridad privada en las calles, excepto en los polígonos comerciales como Pocomaco, de titularidad también privada.

Comentarios