Los vecinos logran que el Ayuntamiento indulte a los árboles de la carretera de los Fuertes que iba a talar

Llega el verano y el Ayuntamiento toma medidas para prevenir los incendios desbrozando y, en algún caso, talando. Pero hay quien no quiere quedarse sin la sombra

Los vecinos logran que el Ayuntamiento indulte a los árboles de la carretera de los Fuertes que iba a talar
Los árboles podrán seguir dando sombra a los vecinos de la zona | quintana
Los árboles podrán seguir dando sombra a los vecinos de la zona | quintana

Llega el verano y el Ayuntamiento toma medidas para prevenir los incendios desbrozando y, en algún caso, talando. Pero hay quien no quiere quedarse sin la sombra que arrojan los árboles ahora que llegan los días de calor y una comunidad de vecinos de Los Rosales ha conseguido que el Gobierno local indulte a ejemplares de varias especies, que se encuentran frente a sus viviendas, el bloque 2-10 de la carretera de los Fuertes. Ayer recibieron un escrito de la sección de Parques y Jardines en el que les comunicaban que accedían a su petición. ”Estamos muy contentos, nos parece muy positivo”, comentó el portavoz de los peticionarios, Julián Méndez


Tras recibir el escrito de los vecinos, los técnicos inspeccionaron los árboles, y tras comprobar que se encontraban en buen estado, decidieron que no representaban un peligro. “Siempre y cuando el Ayuntamiento no reciba en el futuro, por parte de la Xunta, ningún apercibimiento para dar cumplimiento a lo estipulado en la Ley 7/2012 de la Ley de Montes en esa zona”, advertían.

Más mantenimiento
Los vecinos reprochan al Ayuntamiento que no acudan más a podar los árboles. “Nosotros no estamos en contra de la poda, sí de la tala”, señala Méndez, que recuerda que, hace nueve años, cuando finalizó la promoción, se entregó una zona verde en condiciones al Ayuntamiento, pero la zona se ha ido asilvestrando. Expertos consultados recuerdan que no simplemente por tratarse de ejemplares grandes o viejos, los árboles son valiosos: “Lo que tiene que primar es la seguridad ciudadana”. Muchas de estas especies son pinos, chopos o eucaliptos, especies de crecimiento rápido, soportan fuertes vientos en la zona y cuando se hacen viejos pueden causar problemas si, por ejemplo, se desgaja una rama. Pero los vecinos entendían que la tala también podría afectar al valor de sus viviendas. “Si los cortan va a parecer que estamos en la luna”, explica un afectado, que estos árboles, aunque actúan como una “pantalla protectora” durante los temporales.

Por otro lado, los vecinos de Os castros manifestaron ayer su apoyo a las talas que los técnicos municipales realizaron en la zona cercana a Casablanca esta misma semana. El presidente de la asociación de vecinos, Paulo Sexto, señaló que Medio Ambiente les informó del peligro de incendios que suponían los eucaliptos talados al hallarse cera de casas, así como de un centro de salud. “Penso que é unha medida razoable. Estaban enfermos e que poden provocar incendios”, comentó el portavoz vecinal.
Por otro lado, Sexto aprovechó para pedir que se construyan infraestructuras en el barrio que hacen mucha falta, como un centro de día que se instale al lado del centro de salud porque no hay ninguno de gestión pública.