sábado 15/8/20

Vecinos de Eirís honran a las víctimas y protestan por las expropiaciones

Los residentes en la zona protagonizaron un acto con pancartas y música en vivo junto al hospital
Acto reivindicativo contra las expropiaciones del Chuac | pedro puig
Acto reivindicativo contra las expropiaciones del Chuac | pedro puig

La plataforma de vecinos afectados por la ampliación del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) retomó ayer, tras dos meses de parón por la pandemia del coronavirus, las protestas contra las expropiaciones de viviendas próximas a la zona. Pero no solo fue una jornada reivindicativa, ya que también hubo sitio para el homenaje a las víctimas que se ha cobrado el Covid-19. Pancartas colgadas y música en directo hicieron del encuentro de ayer un acto emotivo para los asistentes.

“Hay que cambiar muchas cosas, al igual que durante estos dos meses la gente y la sanidad han cambiado”, apunta la presidenta de la Asociación Vecinal de Eirís “Uxío Carré”, Mónica Díaz. Desde esta plataforma indican que a nivel hospitalario se necesita una transformación total tras lo ocurrido, y que “el plan de la Xunta sigue para adelante sin mover ni revisar nada y sin tener en cuenta la nueva realidad social”, sostiene la portavoz vecinal. 

Así, reclaman que se tenga en cuenta “el nuevo enfoque que precisa el ámbito de la sanidad”. El proyecto de ampliación del Chuac se encuentra todavía en fase de nacimiento, tal y como transmitió en el mes de febrero la Xunta al Gobierno local.

La jornada
Además, Díaz se muestra crítica con la contratación de varias obras de reforma en el Chuac por un valor de 13,1 millones de euros, ya que “se trata de un parche que ya lleva previsto mucho tiempo, por lo que no es una obra para adaptarse al coronavirus”, considera. La clave, para la representante de los vecinos, es “darle una vuelta y revisar lo que ha pasado y adaptarlo a la nueva realidad”. En el encuentro de ayer, celebrado en la parte final del Castaño de Eirís a las 12.00 horas, la música fue protagonista tras dos meses de aplausos a través de las ventanas y los balcones de toda la ciudad. En Eirís, la música fue un gran apoyo diariamente para las personas que se encontraban confinadas. No solo había altavoces, sino que también había música en vivo con instrumentos reales. “Hay gente joven que todos los días a las 20.00 tocaban un par de piezas para los vecinos y también para los pacientes y sanitarios”, aseguran. 

Ayer se escuchó “Negra sombra” en homenaje a las víctimas, y “Bella Ciao” y el himno gallego para dar fuerzas a seguir adelante y para poner el toque festivo.

Comentarios