jueves 26/11/20

Los vecinos denuncian la falta de obras de mantenimiento más allá del centro

Hace escasas semanas el PP denunció que el Gobierno local realizaba pocas obras de mantenimiento y la opinión de los vecinos no difiere demasiado de esas críticas. Ayer los populares y la Marea volvieron a enzarzarse en un debate radiofónico.

Hace escasas semanas el PP denunció que el Gobierno local realizaba pocas obras de mantenimiento y la opinión de los vecinos no difiere demasiado de esas críticas. Ayer los populares y la Marea volvieron a enzarzarse en un debate radiofónico por la supuesta realización de actuaciones o la falta de ellas pero lo cierto es que basta recorrer un puñado de zonas lejos del centro para detectar problemas en calzadas y aceras que no se solucionan por más que los ciudadanos insistan.
Desde hace tiempo en el municipio se viene advirtiendo del mal estado de los pasos de peatones, cuya pintura está parcialmente borrada o aparecen con grietas, agujeros y partes recubiertas en distintos reparcheos de calzada que no se rematan adecuadamente. Lo dicen los vecinos, pero estos van más allá al señalar que cada bache que aparece en una calle ahí se queda.
No es necesario dar con el representante de ninguna asociación, cualquier residente en distintos barrios ubicados más allá del Obelisco o Distrito Picasso señala por la calle varios de los daños que sufren las infraestructuras de su barrio porque, opinan, se está desatendiendo el trabajo de recuperación. En Eirís hay calles que están llenas de huecos y alcantarillas que hacen irregular el terreno por el que circulan los coches con el consiguiente peligro de que un conductor pierda el control “o se deje las ruedas”.

Sin coordinación
Lo mismo ocurre en Palavea, en donde ni los trabajos en la red de saneamiento han servido para reponer el firme en la carretera de Palavea Vieja, donde tanto vehículos como peatones deben sortear agujeros de todos los tamaños que se convierten en piscinas cuando llueve. Los obreros taparon una parte en la que habían abierto una zanja pero no se igualó con el mismo material e, incluso, eso deja una imagen de descuido, según los residentes.
También en los accesos a una de las zonas comerciales más concurridas como es el entorno de la carretera de Baños de Arteixo han aparecido algunos socavones que no se han tapado con diligencia. No obstante, no hace falta irse tan lejos del centro para detectar los problemas, pues en O Castrillón o Monelos, por poner dos ejemplos, critican igualmente que el Gobierno local no mande allí a sus trabajadores para las tareas más sencillas. Cuando hablan de baches dicen que “es más rápido indicar s las calles que no los tienen que las que sí”.
Algunos vecinos arriesgan el tobillo al bajar de sus casas y transitar por determinadas aceras en las que las losas están rotas o completamente sueltas. “El mantenimiento es nulo”, confirman a este diario, lamentando haberse topado igualmente con falta de limpieza en escaleras o accesos a instalaciones públicas en las que el verdín se acumula.

En el área triangular que regula el tráfico junto al castillo de San Antón lo que se forman son grandes acumulaciones de agua y se vuelven a encontrar, nuevamente, pasos de cebras en un estado que los usuarios califican de “deplorable”. En Ciudad Escolar padecen las consecuencias derivadas de un proyecto vinculado al soterramiento de servicios y hasta la fuerte granizada de hace unos días reveló que el hecho de que el firme sea desigual en la conexión de la avenida de Finisterre con Juan Flórez no es adecuado.
En este contexto de quejas particulares, la presidenta de la Federación de Asociacións de Veciños da Coruña e Área Metropolitana, Luisa Varela, resume el sentir general al afirmar que “hay una falta total de mantenimiento de aceras y calzadas en todas las zonas que no sean el centro”.
La representante pide al Ayuntamiento que “se ponga las pilas porque el deterioro clama al cielo y si las cosas no se mantienen se van a poner peor”. A posteriori, dice, los costes serán máz elevados. Varela llegó a comunicarle a la concejala de Medio Ambiente que nunca se habían visto tantas ““malas hierbas” en las aceras pero nadie fue a retirarlas aún.

Comentarios