viernes 4/12/20

Vecinos de la ronda de Outeiro protestan por el ruido que provoca la reja de un aparcamiento

El Ideal Gallego-2011-04-26-009-8dbce9ae

  redacción>a Coruña

La chapa metálica que protege la rejilla de ventilación del aparcamiento subterráneo situado en la ronda de Outeiro, a la altura de su cruce con Antonio Pedreira Ríos, vuelve a quitar el sueño a los residentes de la zona. Estos aseguran que las sujeciones se han ido aflojando con el paso del tiempo y de miles de vehículos y que ahora producen un traqueteo metálico que les desvela por la noche.

El Ideal Gallego-2011-04-26-009-8dbce9ae

  redacción>a Coruña

La chapa metálica que protege la rejilla de ventilación del aparcamiento subterráneo situado en la ronda de Outeiro, a la altura de su cruce con Antonio Pedreira Ríos, vuelve a quitar el sueño a los residentes de la zona. Estos aseguran que las sujeciones se han ido aflojando con el paso del tiempo y de miles de vehículos y que ahora producen un traqueteo metálico que les desvela por la noche.
Los vecinos piden que se ponga remedio a esos ruidos, sobre todo los más afectados por el problema, los residentes de las viviendas conocidas como Casas de Franco, por su cercanía.  La rejilla, que sobresale del firme y tiene forma de media luna ya era impopular porque dañaba los neumáticos de los coches que ruedan por encima debido a los gruesas tuercas que sobresalen precisamente para evitar que la reja se desplace de su posición. En alguna ocasión se registraron reventones, provocados cuando los vehículos frenaban en seco sobre los tornillos.
Tampoco es la primera vez que los vecinos denuncian el problema del ruido. Ya hace dos años la instalación había provocado un problema parecido que se solventó con las reparaciones adecuadas. Ahora los vecinos piden, desde el blog de su barrio, que se vuelva a actuar para asegurar la instalación y solucionar el molesto sonido que describen de forma irónica como de “música de percusión”, alegando que el soniquete no les permite conciliar el sueño hasta altas horas de la madrugada.


 

Comentarios