Los vecinos de la Ciudad Vieja rechazan el plan de peatonalización municipal

La reunión para presentar el plan de peatonalización de la Ciudad Vieja que tuvo lugar ayer en el salón de actos de los Dominicos transcurrió en un ambiente tenso

Los vecinos de la Ciudad Vieja rechazan el plan de peatonalización municipal
El salón de actos del colegio Dominicos se llenó de vecinos de la Ciudad Vieja, muchos criticaron el plan de peatonalización presentado por el Gobierno local  | quintana
El salón de actos del colegio Dominicos se llenó de vecinos de la Ciudad Vieja, muchos criticaron el plan de peatonalización presentado por el Gobierno local | quintana

La reunión para presentar el plan de peatonalización de la Ciudad Vieja que tuvo lugar ayer en el salón de actos de los Dominicos transcurrió en un ambiente tenso, lleno de reproches por parte de los vecinos a los representantes del Ayuntamiento. Muchos de ellos, incluido el presidente de la asociación de vecinos, Pedro Roque, pusieron en duda las cifras de la Concejalía de Movilidad sobre el número de coches que estacionan en el casco antiguo, y exigieron que se instalara una zona de aparcamiento exclusiva para residentes en la Maestranza. Varias residentes criticaron también la falta de información, alegado que se acababan de enterar ahora de un plan que se pondrá en marcha el 25 de junio.
Durante más de dos horas, los concejales de Movilidad, Daniel Díaz Grandío, el de Regeneración Urbana, Xiao Varela, y la de Participación Democrática, Claudia Delso, se enfrentaron a las preguntas de los asistentes, algunas muy airadas. Uno de ellos se negó a devolver el micrófono cuando se le requirió y estuvo hablando durante cinco minutos para criticar el abandono el plan municipal, punto por punto.

Los coches fuera
El Ayuntamiento llegó a un acuerdo (con el apoyo de la asociación de vecinos) con los tres aparcamientos de la zona para ofrecer precios rebajados a los residentes. Ya son 165 interesados losque han aprovechado la oferta lo que, para el Gobierno local, que calcula entre 190 y 220 el número de coches que duermen en superficie en el casco antiguo, es una buena noticia Además, convertirá el aparcamiento del Oceanográfico en un espacio de uso exclusivo para la Ciudad Vieja (un privilegio, como dijo Varela, del que no goza ningún barrio más), con 80 plazas. Pero el portavoz vecinal elevaba a casi el doble el número de vehículos que aparcan en la calle: “Las cuentas no me salen”.
En cuanto a visitantes, el plan contempla reducir a un solo sentido la calle de la Maestranza, que ganaría así unas cien plazas de aparcamiento. Sumadas a las 462 que la Concejalía de Movilidad cuenta en el entorno de la Ciudad Vieja, debería ser suficientes pero los vecinos están totalmente en contra: consideran que para lo único que servirá es para generar un efecto llamada, y que se abarrotarán de conductores.

“Y no digo nada cuando sea la feria medieval, que va a ser una tortura, con esos perroflautas”, apuntó otra afectada. El ambiente se tensaba por momentos. Otra mujer, que habló sobre la necesidad de rehabilitación de la Ciudad Vieja, también se mostró muy firme en sus críticas. “No me vas a quitar el micrófono”, le advirtió a la moderadora.

Cambios circulatorios
Tampoco estaban de acuerdo con los cambios de circulación que implicarán, entre otras cosas, que la calle de la Maestranza pase a ser de sentido único, en dirección subida, entre el hospital Abente y Lago y la calle del Campo de Estrada. Grandío aseguraba que ayudará a romper el aislamiento del casco antiguo pero para sus residentes, lo único que significa es que se verán obligados a dar un rodeo por el Paseo Marítimo.
Delso señaló que es necesario hacer “pequeñas renuncias” y puso de relieve lo que se va a ganar con el plan de peatonalización y el posterior, de revitalización. Pero los vecinos de la Ciudad Vieja están hartos, y quieren que las cosas se hagan pensando ante todo en ellos, y no en los visitantes.