sábado 5/12/20

Vecinos de Os Castros piden un local municipal para realizar actividades

Denuncian el “trato discriminatorio” con otros colectivos vecinales de la ciudad que gozan de instalaciones
El Fórum Metropolitano, donde los vecinos de Os Castros realizan actividades | patricia g. fraga
El Fórum Metropolitano, donde los vecinos de Os Castros realizan actividades | patricia g. fraga

Los residentes de Os Castros se sienten excluidos y olvidados por parte del Gobierno local. La Asociación de Vecinos Oza-A Gaiteira-Os Castros no cuenta con un local en el que llevar a cabo sus actividades y tiene que buscar diferentes localizaciones para desarrollarlas. “Otros colectivos vecinales tienen instalaciones municipales y pueden trabajar en unas condiciones de ventaja en referencia a nosotros”, sostienen los vecinos.  

Ante lo que consideran una discriminación, solicitan únicamente que todas las asociaciones tengan “el mismo trato” para “competir en las mismas condiciones con los demás colectivos”. Es el caso de la Asociación de Vecinos A Barcarola, que cuenta con un centro cívico en el que realizar sus actividades, tal y como sostienen desde Os Castros. “No es justo que unos tengan esto y otros no”, claman.

“Queremos hechos y no solo buenas palabras. Sabemos que hay intención de hacer las cosas bien”, sostienen

Desde Oza-A Gaiteira-Os Castros quieren dejar de pedir permiso en los diferentes centros cívicos del barrio y el Fórum Metropolitano para desarrollar sus charlas, presentaciones, proyecciones o reuniones, entre otras acciones. “El Ayuntamiento cede instalaciones a otros barrios para realizar asambleas, y nosotros tenemos el mismo derecho a tenerlas”, reconocen. En la actualidad, los vecinos pagan el alquiler de un local en la calle de la Merced, pero en él, por espacio, no pueden ejecutar todas las actividades que proponen. Para tratar el tema, la asociación vecinal ha solicitado reunirse con la concejala de Bienestar Social, Yoya Neira, pero todavía no han obtenido respuesta. “Queremos hechos y no solo buenas palabras. Sabemos que hay intención de hacer las cosas bien pero tenemos que ver que se cumplen”, indican.

El estado de la zona

A la hora de evaluar el estado del barrio, la asociación de vecinos explica que el Gobierno local no aceptó ninguna de las alegaciones que propusieron sobre la movilidad y accesibilidad de la zona. Sin embargo, esperan que las tengan en cuenta a la hora de realizar trabajos en el distrito. “Como ya hemos reclamado muchas veces, no es justo que para ir a Correos o el centro de salud, la gente tenga que pagar un taxi debido a la cantidad de pendientes que hay hasta allí”, dicen. Para ello, piden la instalación de ascensores o escaleras mecánicas  como las colocadas en otros barrios..

La seguridad vial y la falta de un centro de día infantil son otras cuestiones en trámite. Para la primera, los vecinos confían en que la limitación de la velocidad a 30 kilómetros por hora en toda la ciudad haga la zona más segura. De la segunda, todavía no tienen noticias del Ayuntamiento, pero su demanda continúa.

Comentarios