martes 1/12/20

Urbanismo retrasa la peatonalización de la calle de A Marola hasta el próximo año

La calle de A Marola, en Monte Alto, no se convertirá en peatonal  hasta el año que viene. Así lo anunció el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, esta semana. A principios de julio, durante una reunión con los vecinos de Monte Alto, había anunciado que el proyecto estaba listo  y a punto para licitarse.

A Marola es una pequeña calle en el centro de Monte Alto	 patricia g. fraga
A Marola es una pequeña calle en el centro de Monte Alto patricia g. fraga

La calle de A Marola, en Monte Alto, no se convertirá en peatonal  hasta el año que viene. Así lo anunció el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, esta semana. A principios de julio, durante una reunión con los vecinos de Monte Alto, había anunciado que el proyecto estaba listo  y a punto para licitarse, de manera que podría realizarse este mismo año, pero los planes han cambiado: sola la ronda de Monte Alto se modificará antes de que finalice 2016.
“A nosa previsión é arrancar canto antes coa ronda de Monte Alto. Será o pistoletazo de saída”, comentó Varela. El cambio otorgará más de sesenta plazas de aparcamiento y calmará un poco esa vía que, como el propio concejal reconoció “está funcionando de maneira más agresiva”. Se trata de una actuación muy simple: como la ronda tiene dos carriles en ambos sentidos, se convertirá uno de cada en un aparcamiento en batería, dejando solo un carril por sentido. 
Así es como la Concejalía de Regeneración Urbana pretende paliar el déficit de plazas de aparcamiento que provocará su plan para semipeatonalizar varias calles del barrio. Esta actuación será fácil de realizar, y lo que es mejor, no suscita polémicas. A partir de ahí y con el consenso “que podamos chegar co barrio”, comentó Varela.

difícil consenso
El concejal sabe lo difícil que será alcanzar ese consenso. Él fue el encargado de tratar de convencer a los vecinos el 7 de julio. En esa reunión, Varela se encontró con una fuerte oposición a los planes para peatonalizar A Marola y semipeatonalizar otras muchas calles, que el Ayuntamiento quiere modificar en el barrio. Aseguró a los vecinos que no faltarían plazas de aparcamiento, que  la reforma de la ronda de Monte Alto supondría ganar 64 nuevas por las 18 que se calculan que perderían en A Marola, pero fue incapaz de vencer los recelos de los oyentes.
Para el Ayuntamiento, se trata de una cuestión crucial: tiene que ver con la clase de ciudad en la que la Marea Atlántica quiere convertir A Coruña, en la que se restrinja al máximo el vehículo privado para dar prioridad al peatón, al ciclista y al transporte público. Pero en esto se enfrenta con los vecinos, a los que solo les importa tener suficiente espacio para aparcar sus vehículos, los mismos que usan a diario para desplazarse a su puesto de trabajo. Ninguna de las dos partes quiere ceder.

Comentarios