miércoles 21/10/20

Una asociación denuncia a Google por captar datos privados de redes wifi con sus coches Street View

Un delito del artículo 197 del Código Penal, que es el que sanciona, entre otros, a quien “intercepte telecomunicaciones –sin consentimiento– o utilice artificios técnicos de escucha
miguel ãngel gallardo          quintana
miguel ãngel gallardo quintana

Un delito del artículo 197 del Código Penal, que es el que sanciona, entre otros, a quien “intercepte telecomunicaciones –sin consentimiento– o utilice artificios técnicos de escucha, transmisión, grabación o reproducción del sonido o de la imagen, o de cualquier otra señal de comunicación”, atribuye a la compañía Google la Asociación para la Prevención de Estudios de Delitos, Abusos y Negligencias en Informática y Comunicaciones Avanzadas, Apedanica.

Para denunciarlo, su presidente, Miguel Ángel Gallardo, se personó ayer en el juzgado de guardia con un documento donde se recogen comunicaciones entre direcciones de correo de la Universidad coruñesa y la Xunta, que según sospecha la entidad, fueron “interceptadas y espiadas ilegalmente” a través de las antenas de los coches del servicio de Google Street View, que recorre las calles de distintas ciudades tomando fotografías para ofrecer después recreaciones panorámicas a los usuarios.

La denuncia al juzgado coruñés llega dos años después de que un juez de instrucción de Madrid admitiese a trámite una similar y citase como imputado al representante legal de Google en España. Ahora, la asociación la presenta en A Coruña al tener sospechas de que las interceptaciones se realizaron en la ciudad. “Tengo la certeza de que esto fue pinchado en las calles de A Coruña”, señaló ayer Gallardo.

"intención delictiva"

En la documentación aportada al juez por Apedanica se recoge la denuncia interpuesta por la ONG Privacy International contra Google por hechos similares en varios países, “interceptar y acumular el contenido de las comunicaciones” con las cámaras de los coches, cuando supuestamente solo tomaban fotografías, con una “intención delictiva” por parte de la compañía. n

Comentarios