lunes 26/10/20

Un servicio con personal especializado y muchos años de experiencia detrás

 “El Registro Civil –recuerda el juez que dirige el de A Coruña– no es solo certificar nacimientos y defunciones”. Se compone de una serie muy amplia de atribuciones que requieren conocimientos específicos y una confidencialidad a la que el funcionario público está sujeto por estatuto. “Sustituir una plantilla especializada por otra sin esa preparación causa preocupación. Aquí hay funcionarios muy formados, porque el puesto requiere experiencia”, defiende el magistrado para argumentar por qué deben ser funcionarios quienes manejen este servicio público. El bagaje de los 19 trabajadores destinados en la plaza de Vigo se acredita por el hecho de que todos sufrieron el traslado desde los Nuevos Juzgados y muchos, empezando por la secretaria judicial, suman más de dos décadas en el puesto. Por ello, para el caso de que finalmente las competencias pasen a manos de registradores y personal laboral, el juez Jesús López exige que se respeten los derechos laborales de su plantilla en su reubicación.

Comentarios