domingo 9/8/20

Un camión causa un atasco de más de dos horas al salirse de la vía en A Pasaxe

Después de varios días sin dejar sentir su presencia en la ciudad, la lluvia cayó ayer con fuerza desde la madrugada y durante el resto del día de forma intermitente.

la lluvia y los accidentes de tráfico causaron varias incidencias patricia g. fraga / javier alborés
la lluvia y los accidentes de tráfico causaron varias incidencias patricia g. fraga / javier alborés

Después de varios días sin dejar sentir su presencia en la ciudad, la lluvia cayó ayer con fuerza desde la madrugada y durante el resto del día de forma intermitente. El resultado fue, además de la vuelta a la calle de los paraguas, que se registraron varios siniestros, aunque ninguno con heridos que lamentar. El más espectacular de ellos tuvo lugar en el lado de Oleiros del puente de A Pasaxe. Allí, a las once y media de la mañana, el conductor de  un camión de transporte de sustancias peligrosas que se dirigía hacía A Coruña perdió el control del vehículo y se estrelló contra las defensas de hormigón, destrozando el lateral izquierdo del vehículo y bloqueando el paso a la circulación.  
Hasta allí se desplazaron varias unidades de la Guardia Civil de Tráfico, que se encargaron de dirigir la circulación proveniente tanto del paso inferior como el de la carretera de Bastiagueiro. Incluso el tráfico proveniente de A Coruña resultó afectado, sobre todo a causa de la curiosidad de los conductores, que pisaban el freno para poder contemplar el camión destrozado. Afortunadamente, la cisterna del vehículo se encontraba vacía en ese momento. Precisamente, el conductor se dirigía a cargar el combustible a Bens cuando tuvo lugar el accidente.
Las retenciones se prolongaron durante dos horas, mientras operarios de Conservación de Carreteras limpiaban el firme y un camión con plataforma retiraba la cabeza tractora.
No fue el único siniestro del día en el que se vio implicado un vehículo pesado: ya a las cinco y media de la madrugada, otro camión que circulaba por la calle de Gutenberg había perdido los frenos, derribado una farola, invadido una zona ajardinada y arrancado un arbusto, para acabar estrellándose contra el muro que delimita el perímetro de una empresa, del que echó abajo un tramo de seis metros.

Otro remolque derribó un muro y abatió una farola tras perder los frenos en A Grela

inundaciones
El agua abundante que cayó durante toda la mañana también causó problemas al acumularse: en la avenida de San Cristóbal, se formó una enorme balsa a la altura de la Comandancia de la Guardia Civil en Lonzas. Aunque no requirió la presencia de los bomberos para bombear el agua, la presencia del obstáculo obligó al tráfico a circular lentamente, lo que provocó retenciones en una arteria que siempre está congestionada por el tráfico que se dirige o viene de A Grela.
Pero también en otros puntos se registraron pequeñas inundaciones cuando la recogida de pluviales rebosó por el exceso de agua. Fue el caso de un registro situado precisamente en la calle de Riego de Agua, muy cerca de la plaza de María Pita. El líquido anegó parte de la calle peatonal, formando un charco frente a la entrada de una tienda de objetos de segunda mano. Incidentes como este, sin embargo, se dieron en otros puntos de la ciudad, donde se levantaron varias tapas de recogidas de pluviales, lo que mantuvo ocupados a los equipos de mantenimiento.

Comentarios