domingo 9/8/20

Un turismo provoca graves destrozos al salirse de la vía en un desvío hacia Alfonso Molina

Cuatro jóvenes que viajaban a bordo de un turismo por la ronda de Outeiro sufrieron un aparatoso accidente al tomar el desvío hacia Alfonso Molina. El conductor perdió el control del vehículo que golpeó primero la bionda y luego se estrelló contra los coches estacionados en la cuneta, causando graves daños.

El vehículo quedó atravesado sobre la vía tras girar sobre sí mismo	pedro puig
El vehículo quedó atravesado sobre la vía tras girar sobre sí mismo pedro puig

Cuatro jóvenes que viajaban a bordo de un turismo por la ronda de Outeiro sufrieron un aparatoso accidente al tomar el desvío hacia Alfonso Molina. El conductor perdió el control del vehículo que golpeó primero la bionda y luego se estrelló contra los coches estacionados en la cuneta, causando graves daños. Sin embargo, ninguno de ellos resultó heridos, según fuentes de la Policía Local, aunque el turismo quedó atravesado sobre la calzada, dificultando la circulación. 
Según explicaron los ocupantes del coche siniestrado, todos veinteañeros, el conductor comenzó a patinar cuando tomó la curva del vial. “No sabemos que pasó, pero se le fue el coche”, explica una de ellos. Sin embargo, creen que el incidente no está relacionado con el exceso de velocidad porque el coche que viajaba detrás de ellos empezó a patinar también, lo que apuntaría a una sustancia deslizante en la calzada, que también estaba mojada por la lluvia que no cesaba de caer. 
 Pero mientras  que el conductor del vehículo que venía detrás de los jóvenes consiguía recuperar el control, el primero se estrellaba contra la barrera, que le evitó una pequeña caída y que irrumpiera en al avenida de Alfonso Molina. “Luego dio un volantazo para tratar de enderezarse y acabó estrellándose”, explicaron.
El joven conductor se estrelló con fuerza contra el primer vehículo, de manera que lo empujó por encima del bordillo hasta dejarlo encima del césped, para después girar sobre sí mismo y golpear con el parachoques trasero el lateral de un tercer vehículo, en el que también causó graves daños. Finalmente, se detuvo atravesado sobre el asfalto, con sus ocupantes aturdidos, pero indemnes. “Nos dolía un poco el cuello por el latigazo cervical, pero nada más”. 

control de tráfico
Al lugar de los hechos acudieron tanto efectivos de la Policía Local como de Bomberos. La unidad de Atestados se encargó de redactar un informe de los hechos y tomó declaración al joven, mientras que un agente se encargaba de controlar el tráfico que seguía bajando de la ronda de Outeiro. Afortunadamente, no se produjeron grandes retenciones, puesto que el siniestro había tenido lugar un sábado.
Por su parte, los bomberos baldearon el firme pasa asegurarse de que no permaneciera en él ninguna sustancia. No solo la que hubiera podido ser la causante de la salida de vía, sino las que provinieran de los coches dañados. El que peor estado se encontraba era el de los jóvenes, que lo lamentaron por su amigo y propietario: “Lo tenía a terceros, y todavía lo estaba pagando”.

Comentarios