viernes 18.10.2019

El TSXG confirma la condena a 20 años de cárcel del hombre que mató a su suegra en 2017

Rechaza subir la pena en cinco años, como había pedido la acusación particular en la vista de apelación
La vista de apelación tuvo lugar el 24 de septiembre | quintana
La vista de apelación tuvo lugar el 24 de septiembre | quintana

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha ratificado la condena a 20 años de prisión para el hombre que mató a su suegra, de 73 años, en agosto de 2017, en su vivienda de Monte Alto.

Además de la condena de prisión, en la que la Audiencia de A Coruña tuvo en cuenta la atenuante de confesión, el fallo estableció al condenado la prohibición de residir y acercarse al término municipal de A Coruña durante 30 años. También fijó una indemnización a su expareja de 60.000 euros y a la otra hija de la víctima, en este caso de 30.000 euros.

El tribunal ha rechazado subir a 25 años la condena del hombre, como había solicitado el abogado de la acusación particular en la vista de apelación el pasado 24 de septiembre. El abogado pedía contemplar la agravante por ensañamiento e incrementar en cinco años la condena, pero los magistrados del TSXG han considerado mantener la pena de 20 años de prisión puesta por la sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña.

No obstante, el alto tribunal ha estimado en parte el recurso de la acusación particular por considerar que procede imponer al acusado una orden de alejamiento hacia la mujer y sus hijos por un espacio de 500 metros durante los próximos 30 años, ya que la sentencia de la Audiencia Provincial solo le prohibía acercarse al término municipal de A Coruña.

Asimismo, los magistrados han desestimado el recurso de apelación interpuesto por la defensa del condenado que solicitaba rebajar la condena de 20 años de prisión por su drogadicción y trastorno de personalidad. 

Los hechos por los que ha sido condenado ocurrieron el 20 de agosto de 2017, cuando acudió al domicilio de su suegra, madre de su expareja, donde también estaba su hija, de 21 meses. La mujer le abrió la puerta y este comenzó a golpearla de manera brutal, tras lo que acabó matándola por asfixia. Fue detenido a las seis de la mañana del día siguiente en una pensión de Fonteculler, con dos billetes de avión, a su nombre y al de su hija.

Comentarios