Martes 20.11.2018

El tranvía turístico volverá a recorrer el Paseo Marítimo en Semana Santa

Tras dos años y más de siete meses fuera de servicio, el tranvía turístico volverá a recorrer el Paseo Marítimo esta Semana Santa.

El trazado se reparó para evitar descarrilamientos	susy suárez
El trazado se reparó para evitar descarrilamientos susy suárez

Tras dos años y más de siete meses fuera de servicio, el tranvía turístico volverá a recorrer el Paseo Marítimo esta Semana Santa. Así lo confirma la concejala de Tráfico, Begoña Freire, que asegura que el Ayuntamiento trabaja para que el convoy vuelva a estar disponible a mediados de abril.
El recorrido del mismo será, eso sí, más corto. El tranvía discurrirá solo entre la torre de Hércules y la zona de las Esclavas, el único tramo que el gobierno local decidió reparar tras los fallos en las vías detectados en junio de 2011 y que, posteriormente, motivaron la paralización del servicio ante la existencia de riesgo de descarrilamiento.
Freire recuerda que, debido al elevado coste que supondría arreglar el trazado entre la Torre de Hércules y el castillo de San Antón –dos millones de euros, según los cálculos de la administración municipal–, el Ayuntamiento descartó la recuperación del servicio en este tramo.

obras
Las obras que se llevaron a cabo en la vía entre el faro romano y las Esclavas, y que supusieron la eliminación del apeadero de Hacienda –uno de los puntos más conflictivos– ya terminaron, según informa el gobierno local. En las mismas se invirtieron más de 300.000 euros, que sirvieron tanto para la limpieza de las vías, como para la sustitución de los raíles –que fueron hechos a medida de la ciudad– en aquellos tramos en los que la estructura se encontrase más dañada. También se hicieron algunas modificaciones en el trazado para hacer más seguro el recorrido, como en el caso de la rotonda de la Torre de Hércules. Los trabajos obligaron a levantar temporalmente parte de la vía.
Falta por concretar ahora cómo será el servicio que ofrezca el tranvía turístico, si su funcionamiento será simplemente estacional o si se ampliará la oferta a más días de la semana.
Una de las posibilidades que tenía el Ayuntamiento sobre la mesa era completar el recorrido del convoy con un bus turístico. Para ello se crearía una tarjeta dirigida a los visitantes, para usar tanto el tranvía como en el bus turístico, y que permitiría el acceso a los diferentes museos de la ciudad.
Otro asunto que está en el aire es el déficit que generaba la explotación del servicio. Al igual que en el caso de la cúpula y el ascensor del monte de San Pedro, el gobierno local siempre se veía obligado a abonar el coste que suponía mantener en funcionamiento el tranvía, ya que los ingresos que producía resultaban insuficientes para mantener esta estructura. De hecho, esta cuestión fue muy criticada por el PP antes de su llegada a la alcaldía de María Pita, en 2011. n

Comentarios