martes 1/12/20

El transporte en camiones se redujo un 60% desde el inicio de la crisis

“Nosotros no vemos por ninguna parte los brotes verdes. La recuperación es tremendamente lenta”, confiesa Fernando Teijeiro. El presidente de la Asociación Coruñesa de Empresarios de Transporte (Ascentra) y miembro del comité gallego de transportes expresaba así su certeza de que la recuperación económica todavía no se ha convertido en una realidad sólida.

Los polígonos comerciales, como el de A Grela, atraen la mayor parte del tráfico pesado	quintana
Los polígonos comerciales, como el de A Grela, atraen la mayor parte del tráfico pesado quintana

“Nosotros no vemos por ninguna parte los brotes verdes. La recuperación es tremendamente lenta”, confiesa Fernando Teijeiro. El presidente de la Asociación Coruñesa de Empresarios de Transporte (Ascentra) y miembro del comité gallego de transportes expresaba así su certeza de que la recuperación económica todavía no se ha convertido en una realidad sólida. “Estimo que puede haber un 60% menos de camiones transportando mercancía a la ciudad”, añade.
“Tenemos tremendas dificultades para retornar”, explica Teijeiro. Es decir, cuando un transportista hace un viaje de ida a una ciudad con mercancía, siempre trata de regresar cargado, porque de lo contrario, el viaje de vuelta supone la pérdida de los beneficios obtenidos en la ida. Y encontrar un cargamento con destino a la ciudad herculina resulta muy difícil.
“Conseguimos llenar el camión, pero a veces tenemos que esperar dos o tres días a conseguir un transporte, lo que aumenta los costes”, matiza el presidente de Ascentra. En el lado positivo, ese 60% menos parece ser el punto más bajo de la gráfica: “Se ve que hemos tocado fondo el año pasado, pero todavía tenemos que remontar y, como ya he dicho, el proceso está siendo muy lento”. 
En parte, es debido a que las grandes superficies, que generan una parte muy importante de la actividad económica en los polígonos comerciales de A Coruña, están contratando grandes operadoras, mientras que la gran mayoría de los transportistas coruñeses son pymes, que disponen de solo unos pocos vehículos, entre 7 y 8, lo que les impide competir en igualdad de condiciones con las grandes marcas. No es la única competencia que tienen que afrontar los operadores tradicionales: la apertura de las fronteras a los países del Este ha traído consigo la llegada de camioneros de algunas nacionalidades, como los búlgaros, que trabajan a veces en condiciones muy precarias que les permiten ofrecer costes muy bajos. A esto hay que añadir algunos incidentes, como los robos de combustible, que se han incrementado en algunas zonas. 
 
el 65%, en la ciudad
A pesar de todo, la provincia herculina es una de las más importantes de España en lo que se refiere al sector. “Somos una potencia, la octava provincia de todo el país”, comenta Teijeiro. Y ciudad concentra el 65% de los camiones, pero la crisis se ha cobrado un fuerte peaje: en lo que va de año se expidieron cerca de 5.231 MDP (Autorizaciones de transporte medio y pesado), lo que supone solo una parte de lo que se habría emitido antes de que comenzara la economía entrara en depresión. 
Teijeiro recuerda la importancia del transporte por carretera en el tráfico de mercancías de Galicia. “Movemos entre el 85 y el 89% del género. El resto lo hacen otros medios, como los barcos o los trenes”. Es por eso que el estado de este sector se convierte en un indicador bastante fiable de la producción y el consumo, dos medidores básicos de la economía. Y como señala el presidente de Ascentra, “no pinta nada bien”.

Comentarios