lunes 26/10/20

Tráfico registra un descenso de más del 12% en la circulación en Alfonso Molina debido a la pandemia

Casi 60 cámaras controlan ahora los principales accesos y cruces gracias a un convenio con el Ayuntamiento
El Ayuntamiento organizó actividades infantiles en las calles cerradas de Alcalde Marchesi y Compostela
El Ayuntamiento organizó actividades infantiles en las calles cerradas de Alcalde Marchesi y Compostela

Desde la sala de pantallas de la DGT se controlan todos los accesos de la ciudad y se contabiliza su tráfico, que es como decir su pulso. Y la conclusión que san es que A Coruña todavía no ha recuperado el ritmo que se paralizó durante en confinamiento. Según cálculos de la DGT, actualmente la Índice Medio Diaria (IMD) se redujo más de un 12% con respecto al año anterior, por estas mismas fechas.
Es decir, que si circulan diariamente por la principal vía de entrada y salida de la ciudad unos 119.000 vehículos, ahora un número algo inferior a 105.000. El director general de la DGT, Pere Navarro, lo achacó a diversas causas. Entre ellas, el teletrabajo, y al hecho de que las personas mayores cada vez salen menos por miedo al contagio. “Los mayores de 25 años han restringido sus salidas, lo que puede estar detrás del descenso del tráfico”, explicó Navarro, que se encontraba de visita en el centro de gestión de la DGT porque había acudido a la ciudad para participar en el foro de la semana de la Movilidad. 

Con Navarro estaba la subdelegada del Gobierno, Pilar Lópe-Rioboo; la responsable de la DGT en Galicia, Victoria Gómez Dobarro, y el jefe del centro de gestión de la DGT, Ramiro Martínez que mostró el funcionamiento de la sala de pantallas. Desde hace unos días, a las cámaras de las carreteras, la DGT añade las que tiene el Ayuntamiento en los principales cruces de la ciudad, un ejemplo de cooperación que Navarro destacó: “Todos ganan: el Ayuntamiento tiene las imágenes de fuera de la ciudad y nosotros las de dentro. Algo que parece tan sencillo, no lo es”. 

Mucha más vigilancia
Merced a un convenio de 2004, la Policía Local tenía acceso a algunas cámaras de la DGT, pero el paso del sistema analógico al digital provocó que fueran incompatibles durante tres años, hasta que se solventó este problema. 

Martínez pone de relieve que  anteriormente el Ayuntamiento compartía 8 cámaras y la DGT, 12. Ahora el Ayuntamiento comparte 21 y la DGT, 37: “Se ha incrementando increíblemente el número: la Tercera Ronda, la AC-14, la AC-12... Ahora tenemos muchas más cámaras”
Por su parte, la subdelegada del Gobierno señaló que las obras que afectan a los principales accesos de A Coruña, como la ampliación de Alfonso Molina o el Vial 14 siguen todavía en estudio, sin fecha fijada para su finalización. “Veremos en qué tramite podemos reubicar cuando tengamos los presupuestos, que espero que nos permitan tener”, comentó López-Riobóo en referencia al pacto parlamentario que es necesario para conseguir unos presupuestos que se han demorado desde hace tres años. 

Pero incluso aunque sea así, la subdelegada del Gobierno no se comprometió a que en ellos figuren las infraestructuras citadas.  “Priorizaremos y veremos. Todo el mundo tiene que se consciente de que estamos en una etapa difícil para obtener recursos”.

A Coruña espera a que la DGT apruebe la normativa para convertirse en Ciudad 30
Minutos antes de su visita a la DGT, Pere Navarro había acompañado a la alcaldesa,  Inés  Rey,  y al concejal de Movilidad, Juan  Díaz  Villoslada, así como a la  delegada  en  Galicia  de  STOP Accidentes,  Jeanne  Picard, cuando recorrieron la calle de Alcande Marchesi, entre Cuatro caminos y la calle de Ramón y Cajal. Marchesi fue cerrada al tráfico temporalmente, pero la intención del Gobierno es prohibir el tráfico de manera permanente, igual que en su transversal, la de Compostela, proyecto que la alcaldesa presentará públicamente hoy a los vecinos. 

Rey agradeció a Navarro su visita a la ciudad con motivo de la Semana Europea de la Movilidad, que supone un espaldarazo a sus políticas en este campo: la peatonalización, la nueva ordenanza de circulación, o la declaración de A Coruña como Ciudad 30. En este sentido, el propio Navarro reconoce que el límite de velocidad en A Coruña sigue siendo de 50 kilómetros, excepto en las vías marcadas con un límite distinto. Habrá que esperar a la aprobación de la normativa de la DGT para que esto cambie. Navarro espera que sea el mes que viene.

Comentarios