martes 26.05.2020

Trabajar al 200% para garantizar la comida y el cuidado de los más vulnerables

El Banco de Alimentos Rías Altas no para estos días. Alrededor de una docena de voluntarios acuden todas las mañanas a la nave, ubicada en A Grela, para repartir productos a los necesitados
Los voluntarios lucen carteles con la palabra “Resistiré”, el himno de esta cuarentena | patricia g. fraga
Los voluntarios lucen carteles con la palabra “Resistiré”, el himno de esta cuarentena | patricia g. fraga

El Banco de Alimentos Rías Altas trabaja estos días a destajo para que las personas más vulnerables de la ciudad tengan garantizada su alimentación en estos momentos de crisis y confinamiento.

Alrededor de una docena de personas acude cada jornada a la nave del Banco en A Grela, donde almacenan todos los productos que reciben de diferentes entidades. Conchi Rey, la presidenta de este colectivo, asegura que están “trabajando al 200%”.

“Vamos justos de voluntarios, porque tenemos mucha gente mayor que es necesario que se quede en casa, y somos pocos pero lo estamos organizando bien”, apunta Rey, quien añade que actualmente están entregando productos a las asociaciones que ya venían acudiendo al Banco de Alimentos y, a mayores, realizando otros encargos.

El departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento de A Coruña ha solicitado la colaboración de esta entidad para que cada día elabore un “paquete” con comida para aquellos que ahora mismo no disponen de ingresos. Es el caso de los asentamientos gitanos de A Pasaxe y As Rañas, que no pueden salir a recoger chatarra y se encuentran en una situación extrema.

“Cada día elaboramos las cajas que nos pide el Ayuntamiento para diversos grupos. Nos mandan una relación y Protección Civil acude a recoger las cajas a nuestra nave. No paramos”, dice la presidenta del Banco de Alimentos Rías Altas.

La pandemia del coronavirus y el estado de alarma les impiden realizar campañas como la habitual Operación Kilo o el Mayo Solidario en colaboración con Gadis, por lo que están sufriendo cierto desabastecimiento en algunos productos. “Ahora mismo nos haría falta cacao en polvo, salsa de tomate, conservas de pescado y algo de bollería para los desayunos”, comenta Rey.

Aportaciones
El Banco de Alimentos solicita la colaboración de las empresas y recuerda que algunas, como Eroski o Xanceda, ya han efectuado donaciones. “Algunos locales de hostelería nos han cedido sus productos, al no poder abrir los establecimientos, y aquí todo es bien recibido. Tenemos cámaras de refrigeración por si nos quieren donar productos congelados, por ejemplo”, señala la portavoz.

Cada día, de 09.00 a 13.00, los voluntarios acuden a la nave para ayudar a los más desfavorecidos. Realizan una labor esencial en un momento duro para todos, pero especialmente para aquellos que tienen menos recursos. Desde el Banco coruñés animan a todas las entidades y empresas que deseen colaborar a ponerse en contacto con ellos en el número de teléfono 981 271 567.

Comentarios