sábado 26/9/20

Los trabajadores del MAC asumen que la actividad del centro se detendrá el 30

El colectivo ve que el cierre es inevitable ya que no hay tiempo para darle forma legal al traspaso

El MAC en una de sus últimas inauguraciones, la de la 15 Mostra Naturgy, pocos días después de saberse la noticia del cierre | AEC
El MAC en una de sus últimas inauguraciones, la de la 15 Mostra Naturgy, pocos días después de saberse la noticia del cierre | AEC

En quince días, las luces del MAC se apagarán tal y como lo anunció la firma Naturgy. El cierre es para los trabajadores del museo algo inminente ya que desde la plantilla ven inviable darle forma legal a una posible transferencia al Ayuntamiento en dos semanas. 


Ellos están a la expectativa de lo que suceda, pero son conscientes de que en tan poco tiempo y con un festivo, el de Navidad, por el medio, es imposible realizar el traspaso y dotar a la entidad de un nuevo cuerpo jurídico antes del 30 para que se haga cargo de la programación del edificio de la avenida de Arteixo. 


Empleados directos del MAC son diez, aunque dos están en una situación especial al proceder de otras empresas del grupo. Ocho sí que fueron contratados directamente para llevar adelante un proyecto que, de ningún modo, se beneficiará del parón ya que una vez se detenga la máquina, será más difícil arrancarla. Aún así, los trabajadores solo aguardan que la inactividad sea de forma temporal y no definitiva. 


Las últimas noticias desde María Pita fueron esperanzadoras ya que en la reunión que mantuvieron el pasado 4 de diciembre con el alcalde Xulio Ferreiro y el concejal José Manuel Sande se les informó de la intención de darle una segunda vida al museo por parte principalmente del Gobierno local, pero con la ayuda económica de Xunta y Diputación. 


En el encuentro, regidor y edil mostraron un compromiso firme por salvar el centro y relanzarlo siguiendo la línea de otros contenedores de arte contemporáneo que funcionan en el país y que tienen un gran impacto entre la población. 


En ese momento, el Gobierno local no pudo anunciarlo de forma oficial porque estaban a la espera de que Naturgy moviera ficha, pero la idea está en crear un museo más ambicioso, en una apuesta por invertir en cultura y con el objetivo también de darle cuerda a lo que arrancó hace 30 años. 
Aunque el Ayuntamiento será el impulsor de todo esto, de hecho aseguraron tener ya una partida reservada, Xunta y Diputación están dispuestas a apoyar la causa en la medida de sus posibilidades. Ferreiro destacó la buena sintonía con el equipo de trabajadores, con el que abordaron la situación actual del equipamiento y la oferta municipal de cara a mantener tanto el fondo como la actividad del espacio.

Comentarios