martes 20/10/20

Los trabajadores de Cespa votan su disposición a hacer huelga en agosto

El comité de empresa de Cespa ha decidido aumentar la presión sobre el Gobierno local sometiendo a los 400 trabajadores de la concesionaria de limpieza la cuestión de si están de acuerdo con celebrar una huelga si el Ayuntamiento

Un operario de Cespa limpia con agua a presión una calle del centro de la ciudad | Javier Alborés
Un operario de Cespa limpia con agua a presión una calle del centro de la ciudad | Javier Alborés

El comité de empresa de Cespa ha decidido aumentar la presión sobre el Gobierno local sometiendo a los 400 trabajadores de la concesionaria de limpieza la cuestión de si están de acuerdo con celebrar una huelga si el Ayuntamiento no accede a sus demandas. El resultado final de la votación no se conocerá hasta mañana, aunque el primer turno de trabajo que celebró una votación el viernes noche, votó favorablemente al paro, que tendría lugar en el mes de agosto, para protestar por el hecho de el Gobierno local contratara a otras empresas para realizar tareas que, supuestamente, entran en el pliego de condiciones de Cespa.
Este movimiento del comité de empresa tiene lugar después de que el Ayuntamiento anunciara que estaba dispuesto a reunirse con los trabajadores para discutir sus quejas, pero solo si acudía el comité de empresa al completo, y no solo una delegación. Como el sindicato STL, que abandera la protesta en solitario, cuenta con once de los trece delegados (los dos restantes son de la CIG) de la concesionaria de limpieza, lo consideró una intromisión inaceptable. De ahí que haya decidido celebrar ya la votación de la huelga, para demostrar al Ayuntamiento que cuentan con apoyo más que de sobra entre los trabajadores.
Sin apoyo de CIG
Una de las razones por la que STL se niega a que la CIG asista a la reunión con el Ayuntamiento es que el sindicato nacionalista no apoya sus protestas. “Pese a nuestras peticiones, reuniones y demás intentos para que se pronunciases a favor de los trabajadores perjudicados y para que se sumasen a nuestras protestas y reivindicaciones, nunca lo han hecho”, señalaron en un comunicado esta semana.
Pero, además, consideran la petición del alcalde, Xulio Ferreiro, como una injerencia en los asuntos internos del comité. Según ellos, al pedir que también estén presentes en la reunión los delegados del sindicato nacionalista, se intenta vulnerar la libertad sindical, un derecho fundamental, el cual determina que la representación mayoritaria y el presidente es quien ostenta la potestad para representar al comité de empresa al completo.
Anteriores reuniones
El Ayuntamiento siempre ha querido poner por delante lo que considera una excelente relación con los representantes de los trabajadores. “Reunímos na concellería o pasdo día 14. Trátase do sindicato ao que máis recibimos en Medio Ambiente, o diálogo está aberto e é constante”, aseguraba la edil del área, María García.
La concejala conoce muchas de las reivindicaciones de STL a raíz de esa reunión. Por ejemplo, el hecho de que tengan que limpiar zonas de la ciudad que son, técnicamente, propiedad privada. Estos trabajos no fueron ordenados durante el Gobierno de la Marea Atlántica sino que se remontan, en algunos casos, a más de diez años. La razón que alega García es que se trata de zonas de paso para los ciudadanos, como los soportales del barrio de Las Flores o del Paseo de Los Puentes, o plazas como Papagayo.
En cuanto a los refuerzos veraniegos de limpieza impulsados por el Ayuntamiento, insiste en que no se recogen en el contrato con Cespa: “0 que fixemos neste Goberno foi sacalos a licitación pública “. Pero los trabajadores no son de la misma opinión, y si los paros en agosto llegan a hacerse una realidad, deteriorarán más la imagen de una Concejalía que ya ha recibido críticas por la suciedad en las calles, críticas que García siempre ha negado. l

Comentarios