viernes 03.07.2020

La Torre cumple once años como Patrimonio de la Humanidad preparando su pronta reapertura

El Gobierno local está ultimando un protocolo para que los visitantes puedan regresar al interior del faro romano 
La Torre cumplió once años como Patrimonio de la Humanidad | patricia g. fraga
La Torre cumplió once años como Patrimonio de la Humanidad | patricia g. fraga

La de ayer era una fecha especial, ya que se cumplían once años desde que la Unesco declarara a la Torre de Hércules como Patrimonio de la Humanidad. Si el año pasado, por el décimo aniversario de este hito, se hizo un auténtico despliegue de medios para conmemorarlo, la imagen de ayer era bien distinta: cerrada por la crisis sanitaria y bañada por una lluvia que no ayudaba siquiera a acercarse a su entorno.

La pandemia del coronavirus, esa que ha alterado la vida tal y como la conocíamos, también ha modificado el día a día del faro más antiguo en funcionamiento del mundo, que estaba acostumbrado a recibir a curiosos y turistas prácticamente a diario.

La belleza de su entorno sí que se puede disfrutar, pero su interior ya es otro asunto. Debido al poco espacio existente en sus escaleras, la Torre todavía no ha abierto al público, aunque ya se prepara para ello.

Desde el Ayuntamiento de A Coruña explican que se está ultimando un protocolo para poder proceder a su reapertura lo antes posible, para que tanto los vecinos herculinos, como los turistas que decidan visitar la ciudad durante este atípico verano puedan subir esas escaleras y disfrutar, tanto de la Torre en sí misma, como de las vistas desde lo más alto del faro romano.

El año pasado por estas fechas, la Torre y su entorno se engalanaban para celebrar los primeros diez años como Patrimonio de la Humanidad. Este año, todo apunta a que no habrá ninguna celebración similar.

Celebraciones veraniegas
El mes de agosto acostumbra a estar marcado en el calendario de muchos, tanto vecinos de la ciudad, como turistas, para acercarse a la ciudad para las fiestas de María Pita.

Es más, por estas fechas ya se suele tener entre manos una buena parte del cartel del Festival Noroeste, que se celebra durante las fiestas, y se conoce algún que otro detalle de lo que esperará en agosto en la ciudad.

Pero el coronavirus lo ha cambiado prácticamente todo, y este año habrá que esperar un poco para conocer a fondo cómo se desarrollarán las fiestas al completo en la nueva normalidad.

En los barrios
Lo que sí ha explicado ya el Ayuntamiento es que en las celebraciones de este año cobrarán un mayor protagonismo los barrios y la cultura local. Así, en lugar de los grandes conciertos que estamos acostumbrados a ver en la plaza de María Pita, se distribuirán actuaciones por los barrios de la ciudad.

El objetivo es múltiple. Por un lado, apoyar la cultura local, ya que serían grupos y artistas de aquí los que ofrezcan las actuaciones. Por otro, garantizar la seguridad, haciendo que sean conciertos más pequeños, en los que se pueda garantizar la distancia de seguridad.
Por otro lado, el Festival Noroeste todavía no está cerrado, tal y  como apuntan desde María Pita, pero se celebrará, en un formato más reducido, para evitar grandes aglomeraciones. El programa del evento todavía no está cerrado, pero se conocerá en los próximos días.

Comentarios