miércoles 20.11.2019

El temporal pone en riesgo los edificios que están en ruinas en la zona del Orzán

La asociación del barrio pide que se modifique el Pepri para poder atraer la inversión y rehabilitarlos
La Policía Local tuvo que cortar la acera a la altura del 46 y el 48 de la calle del Orzán por el peligro de caída de cascotes| pedro puig
La Policía Local tuvo que cortar la acera a la altura del 46 y el 48 de la calle del Orzán por el peligro de caída de cascotes| pedro puig

Como siempre que los temporales hacen acto de presencia, los bomberos tienen que acudir aquí y allá, tratando de sanear las fachadas dañadas por el azote del viento y la lluvia. Pero este problema se hace especialmente evidente en el Orzán, donde muchos de sus viejos edificios se resienten con las fuertes precipitaciones. Algunos están en un estado ruinoso, como los del número 48 y 46 de la calle del Orzán: la Policía Local ha tenido que cortar la acera frente a ellos ante el peligro de caída de cascotes. Desde la asociación Ensenada del Orzán señalan que la situación es insoportable y adelantan que el día 14, cuando se reúnan con los responsables municipales, pedirán una modificación del Plan Especial de Protección y Reforma Interior de la ciudad Vieja y Pescadería (Pepri) vigente de 2015 y que consideran un modelo fracasado.

Desde la asociación señalan que los constructores y propietarios de terrenos se sienten desincentivados para llevar a cabo cualquier mejora porque sería perder dinero: “Hay que incitar a los constructores a entrar y acometer una renovación de la zona, porque ahora tiene una dudosa una rentabilidad”. El documento actual impide, entre otras cosas, unir edificios, y como estos son pequeños y estrechos, con pocas alturas, su precio sería necesariamente alto, demasiado para una vivienda de pocos metros cuadrados y sin plaza de garaje: “Hay que modificarlo”.

Obligaciones

Es una opinión que no comparte el presidente de la delegación coruñesa del Colegio de Arquitectos de Galicia (COAG), Roberto Costas, para el que el documento actual es adecuado. Por el contrario, cree que el Ayuntamiento debería obligar a los propietarios a mantenerse al corriente de sus obligaciones, entre las que se incluyen las labores de mantenimiento de los inmuebles. “Las propiedades de uno las tiene que tener en condiciones de seguridad para el resto de ciudadanos”, sentencia.

La nueva ley autonómica sobre renovación podría ayudar a cambiar una situación ya estancada

En cuanto a si es rentable construir o reformar edificios en la zona Pepri, Costas se inhibe e insiste en recordar las obligaciones de los propietarios. Por su parte, los vecinos sospechan que el Ayuntamiento “no tiene intención  de meter mano ahí” y temen que la situación se prolongue indefinidamente, como ya ha hecho durante décadas.

Documento mejorable

Por su parte, el secretario general de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de A Coruña (Aproinco), Juan José Yáñez, recuerda que cuando se aprobó el Pepri, presentaron toda una serie de alegaciones que no fueron aceptada: “Nosotros creemos que el Pepri es francamente mejorable en algunas cuestiones”.

Yáñez sostiene que, por intentar proteger el patrimonio inmobiliario de la ciudad, “quizá se ha protegido de más algunos de los edificios que no merecen tanta protección y lo que provoca es una dificultad extraordinaria para la rehabilitación y regeneración”. Esto dificulta a muchas familias herederas de inmuebles su venta o rehabilitación directa.

Pero desde Aproinco ven también una esperanza en la nueva ley autonómica, conocida como “de las tres ‘R’”, que se aprobó el 22 de abril: la ley de rehabilitación y de regeneración y renovación urbanas de Galicia. “Estamos esperanzados ante una interpretación flexible de la nueva ley de rehabilitación”, apunta Yáñez, porque podría paliar el problema al solucionar algunas de las cuestiones principales: las agrupaciones funcionales de parcelas o la unión de los bajos. Todo depende de la voluntad del Gobierno de Inés Rey.

   CIFRAS
 
50 EDIFICIOS
Son los que los vecinos de la asociación del barrio han contabilizado en ruinas en un extenso informe que piensan hacer llegar al Gobierno local
  2 MILLONES
Es lo destinado por la Xunta por medio del programa
Rexurbe a las áreas de
Rehabilitación Integral, que los   vecinos consideran escaso
  22 INMUEBLES
Son los descuidados o ruinosos que se acumulan solo en la calle del Orzán, según las últimas observaciones de los vecinos. 
 

Comentarios