miércoles 25/11/20

La temperatura media en la ciudad cayó seis grados en una semana

Después de un inicio de otoño más que primaveral, el invierno decidió tomarse la revancha y presentarse en A Coruña con una fuerte bajada de las temperaturas y el inicio de unas lluvias que estuvieron ausentes durante demasiado tiempo.

Varias personas caminan abrigadas por el Paseo Marítimo	quintana
Varias personas caminan abrigadas por el Paseo Marítimo quintana

Después de un inicio de otoño más que primaveral, el invierno decidió tomarse la revancha y presentarse en A Coruña con una fuerte bajada de las temperaturas y el inicio de unas lluvias que estuvieron ausentes durante demasiado tiempo. Así, en la última semana, las temperaturas medias en la ciudad se desplomaron en cinco grados, pasando de unos suaves 16,7 grados el pasado lunes a los 10,3 del domingo.
Mientras en las calles el descenso en las cifras se notaba en la aparición de los primeros abrigos de invierno, en los termómetros esto se observaba en que las temperaturas que eran mínimas a inicios de semana pasaban a ser las máximas a las que se llegaba durante el sábado y el domingo. Es el caso de las estación meteorológica de MeteoGalicia situada en Bens, donde la mínima de 15,2 grados que se marcaba el jueves y la de 15,1 del lunes se quedaba lejos de la máxima del domingo, que apenas superó los once grados (11,5). 
Durante el fin de semana, la máxima temperatura recogida en la ciudad fue la que marcó la estación del Dique, donde se llegó a 16,8 grados el sábado, mientras que la mínima se registró también el sábado en la estación meteorológica de Bens, con tan solo 8,6 grados. 
Aunque son de temperaturas acordes con la época del año, esta situación sorprendió a los coruñeses debido al contraste de dejar atrás temperaturas máximas de 19 e incluso a 20 grados y mínimas de hasta 16, más propias de una primavera suave.
También las lluvias hicieron acto de presencia el fin de semana, después de un viernes en el que empezaron a registrarse las primeras precipitaciones, pero que solo llegaron a los 4,4 litros por metro cuadrado que se recogieron en Bens. Ya el sábado se incrementaron estas lluvias, pero fue el domingo, con acumulados de 12,8 litros por metro cuadrado en Bens y de 10,3 en la Torre de Hércules, cuando la lluvia de otoño se hizo más patente.

Comentarios