sábado 5/12/20

De teloneros que acabaron como estrellas

Después de su regreso a los escenarios, Los Eskizos salen ahora en versión papel. Y con ellos, sus mejores conciertos y la huella que dejaron a posteriori en músicos de su misma raza.

La banda está considerada para muchos como la mejor de la historia del rock coruñés
La banda está considerada para muchos como la mejor de la historia del rock coruñés

Después de su regreso a los escenarios, Los Eskizos salen ahora en versión papel. Y con ellos, sus mejores conciertos y la huella que dejaron a posteriori en músicos de su misma raza. Abriendo un sendero que otros seguirían. “Los Eskizos, Electricidad a contracorriente” (Ediciones Discolas) pone de manifiesto lo que muchos confirman. Y es que la banda es para una gran parte del público coruñés la que más le sacó brillo al rock en la ciudad.
Javier Becerra le da orden a un puzzle de imágenes donde se les ve junto a Sex Museum o Los Imposibles, en directos donde tenían la etiqueta de teloneros, pero donde acabaron como estrellas. Entre las páginas, también está el Noroeste Pop Rock del 92, donde Los Eskizos salieron maquillados y descalzos como antesala a los que le cantarían más tarde a Marta, la del marcapasos.
En esa noche, cuenta el volumen, la formación ofreció sin zapatillas una sesión de rock setentera que dejó con la boca abierta a más de uno que venía por Hombres G a la playa. Todo el halo que dejaron a su paso se convirtió en influencia para los que se subieron al escenario detrás. Así, un capítulo versa sobre cómo los Xoel López, Las Mandrágoras, Nacho Mora, Combo Dinamo o Srasrsra recibieron su testigo con fuerza en la década de los 90, después de alimentarse de su música. Entre los artistas, también se encuentran figuras del rock nacional como Fernando Pardo, de Sex Museum, o Alejandro Díez, de Los Fechazos. Al grito de “grandes” se suman los periodistas especializados Kiko Amat o Fernando Gerúndez o promotores como Carlos Subterfuge y Nonito Pereira.
La biografía supone un impulso para Los Eskizos de cara a nuevos proyectos. Y es que la banda lleva advirtiendo desde hace meses que tiene ganas de más. Su voluntad más próxima pasa por grabar material nuevo.
Con Iago Alvite sustituyendo al fallecido Jose Carral, Los Eskizos demostraban este verano en sus directos en el Noroeste Pop Rock y la sala Mardi Gras que no han perdido vigencia. Lo cierto es que los que nacieron en el barrio de Cuatro Caminos en 1987 bajo el nombre de Skizofrenia Colectiva, han calado desde entonces con una personalidad que tiene de hard rock, pero también de garage y de glam.
Y es que del punk original que hacían con 15 años, la formación evolucionó cogiendo recortes de locales como Radio Océano o Viuda Gómez e Hijos y de grandes como Sex Pistols o The Clash. Para cambiar de acera y aliarse con lo mod. Mirando a los 60. El cambio del bajista Daniel Navarro por Jose Carral les hizo conformar una personalidad difícil de olvidar.

Comentarios