miércoles 20/1/21

La subida del IBI provoca crispación a las puertas de aprobar el presupuesto

El Partido Popular y la Marea critican al Gobierno local por el incremento de este tributo para  el próximo año
El Partido Popular fue uno de los más críticos con el incremento del IBI | pedro puig
El Partido Popular fue uno de los más críticos con el incremento del IBI | pedro puig

El acuerdo entre el Ayuntamiento y tres grupos de la oposición para aprobar el presupuesto parecía presagiar un cierre de ejercicio tranquilo en María Pita, pero la subida del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) para 2020 elevó la temperatura en el salón de plenos, con el Partido Popular y la Marea Atlántica como los más molestos con el asunto.

La sesión extraordinaria tenía como objetivo aprobar una modificación de la ordenanza fiscal del Impuesto sobre Actividades Económicas, pero la publicación el pasado sábado en el Boletín Oficial del Estado de lo que fue calificado por estos grupos de la oposición como un “catastrazo” se llevó el protagonismo.

Los encargados de verter las críticas hacia el Gobierno local fueron Rosa Gallego y Iago Martínez. La concejala del Partido Popular aseguró que esta formación “no va a ser cómplice de este impuestazo” y calificó como “histórica” la subida de este impuesto.

Gallego también recordó que tanto durante el mandato pasado como en el actual presentaron propuestas para que se reduzca el tipo de este impuesto, algo a lo que no accedieron ni la Marea hasta mayo ni el Partido Socialista desde entonces.

Desmarque

El viceportavoz de la Marea Atlántica, Iago Martínez, también hizo visible su rechazo a la revisión al alza de los valores catastrales que provocó la subida del IBI en la ciudad. El coordinador político de la formación quiso dejar claro que se desmarcaban de esta “suba encuberta” que no fue trasladada con anterioridad durante las negociaciones presupuestarias. “Agora entendo porque non nos deron a previsión de ingresos”, añadió. “É unha decisión voluntaria, discrecional e unilateral do Goberno municipal, e por tanto responsabilidade exclusiva da señora Rey”, señaló en referencia a la alcaldesa. Mientras, Ciudadanos propuso bonificaciones para futuros ejercicios y el BNG no profundizó.

El concejal de Hacienda, José Manuel Lage, fue el encargado de hacer frente a las críticas y defender esta novedad relativa al IBI. Entre los aspectos que expuso estuvo el reproche a estos grupos de la oposición por su “falta de rigor” en referencia a las cantidades. El PP y la Marea hablaron de un 3%, mientras que el edil del Gobierno señaló que se trata de un 1,03%.

En su exposición justificó que el incremento se debe a una “actualización catastral” y no un cambio en el tipo impositivo. Más allá de eso, basó su defensa principalmente en el hecho de que en el presupuesto de 2020 aumentarán las inversiones, deseadas por todos, pero “ninguén se preocupa dos ingresos”.

En esta línea defendió que este tributo es el que mayor volumen de ingresos genera para la Administración local cada año, un dinero que después se reinvierte en aspectos como las inversiones o los servicios.

Una vez finalizada la sesión también se refirió al asunto la alcaldesa, Inés Rey, que se expresó en términos similares. “Gustaríame que foramos estrictos e rigorosos con este asunto. A señora Gallego foi concelleira de Facenda e é moi fácil enlamar e facer demagoxia con este tipo de cuestións. Non se trata de ningún catastrazo nin de ningunha suba do 3%, que o Partido Popular explique de onde saca esa cifra”, expuso la regidora, que rechazó que haya un “catastrazo”. Inés Rey justificó que los tributos son la fuente de ingresos para poder acometer inversiones y gasto social y pidió que si alguien tiene otra fórmula para hacer esto que explique el método.

Diferencias

El incremento del IBI desde  mañana supondrá que el Ayuntamiento recaude en 2020 62.091.000 mediante este tributo, más de la mitad de los 104,9 millones que los gestores de María Pita esperan percibir con impuestos directos. La recaudación prevista para este año del IBI es de 60,3 millones, por lo que la diferencia entre uno y otro ejercicio es cercana al 3%. Con la subida, cada vecino pagará casi 253 euros (más de cinco euros extra).

Comentarios