jueves 22/10/20

Sube la venta de kits de jeringuillas debido al consumo de heroína

El Colegio de Farmacéuticos reconoció ayer, tras un sondaje entre una docena de sus colegiados, que se ha detectado lo que califican de “un leve incremento”, en  la ventaja de kits de agujas, algo que fuentes de las asociaciones contra la droga asocian con un repunte en el consumo de heroína: los toxicómanos acuden a las farmacias a obtener el material para consumir el estupefaciente.  

Los kits de jeringuillas están a la venta en cualquier farmacia	patricia g. fraga
Los kits de jeringuillas están a la venta en cualquier farmacia patricia g. fraga

El Colegio de Farmacéuticos reconoció ayer, tras un sondaje entre una docena de sus colegiados, que se ha detectado lo que califican de “un leve incremento”, en  la ventaja de kits de agujas, algo que fuentes de las asociaciones contra la droga asocian con un repunte en el consumo de heroína: los toxicómanos acuden a las farmacias a obtener el material para consumir el estupefaciente.  
Desde el colegio matizan que este incremento no es uniforme.   En la encuesta practicada, han contactado con farmacias situadas tanto en el centro como en barrios más periféricos: Los Rosales-Labañou, Elviña, O Birloque, Mesoiro-Pocomaco, Monte Alto, O Castrillón, Os Mallos, etc. y seis farmacias indican que no han notado un aumento en la demanda de kits de jeringuillas, mientras que la otra mitad sí indican que han percibido ese “leve incremento”.
Hay que tener en cuenta que un rasgo que diferencia a los veteranos consumidores de heroína  de los novatos es que los primeros prefieren inyectársela en vena, mientras los segundos escogen inhalarla o fumarla  en papel de plata (lo que se conoce como “hacerse un chino”). Pero la forma de obtener el máximo efecto es la vía intravenosa, de manera que muchos consumidores habituados recurren a ese método. Muchos de estos individuos, el 90% hombres (la mayoría tienen entre 30 y 50 años), se encuentran o encontraban en tratamiento con metadona y seguían una vida normalizada, pero han recaído en su viejo hábito. 

La lucha de la aguja
Durante años, una de las principales luchas de las asociaciones que ayudan a los toxicómanos fue convencerles de que debían usar agujas nuevas cada vez que  consumían heroína. Como señalan desde la Asociación Ciudadana de Lucha contra la Droga (Aclad), puede ser una “bomba” si se comparte la aguja.
“Afortunadamente, ese caballo de batalla lo tenemos ganado”, opina Miguel Plaza, gerente de Aclad. Gracias al reparto de jeringuillas, se consiguió detener  la propagación de enfermedades tan virulentas como el VIH o la hepatitis entre los toxicómanos. A día de hoy, en las unidades móviles de las asociaciones que se dedican a ayudar a este colectivo sigue funcionando el servicio de jeringuillas, pero también se pude comprar un kit en cualquier farmacia, de ahí que se haya notado ese incremento.
Desde hace tiempo, la heroína se encuentra detrás de la cocaína o la marihuana en las preferencias de los consumidores, así que las asociaciones que tratan con los drogodependientes todavía no se ponen de acuerdo en cuándo comenzó este cambio en la moda: unos sitúan las primeras  señales en el año pasado, mientras que otros, como la Fundación Érguete, sostienen que de verdad empezó a hacerse notar en el mes de agosto.

causas
Las asociaciones señalan dos causas principales para el retorno de la heroína: la primera, la crisis, que mantiene en el paro a muchos de los consumidores, lo que les lleva a querer evadirse. 
La segunda es que, simplemente, cada vez hay mayor cantidad de esta droga, que resulta más barata que la cocaína, y muchos la consumen porque es más accesible, y la venden para pagar el hábito. n

Comentarios