jueves 22/10/20

Stop Desahucios asegura que solo este mes se recibirán 11 órdenes de desalojo

El pasado fin de semana la plataforma coruñesa de Stop Desahucios celebró en el local de la asociación Alexandre Bóveda  su primera asamblea de asesoramiento colectivo. Es la reacción de los activistas a la avalancha de casos de familias amenazadas con el desahucio por el impago de alquiler o de hipoteca. Solo este mes, calculan que once familias recibirán del juzgado esa orden, y que el número podrá subir hasta los 30 antes de que acabe el año, que auguran que estará lleno de protestas y movilizaciones.

El Ideal Gallego-2013-10-07-003-8ec33629
El Ideal Gallego-2013-10-07-003-8ec33629

Es muy posible que mañana la calle de Antonio Noche se convierta en el escenario de unas movilizaciones como las que organizó Stop Desahucios en febrero en Padre Feijóo, cuando se trató de desalojar a una anciana de su casa. Ahora, la afectada es Elisabeth Sanlés, una mujer de 46 años que lleva en paro varios años y sin pagar el alquiler desde noviembre. Un caso que, según Stop Desahucios, se está convirtiendo en cada vez más habitual: solo este mes se espera que 11 familias reciban en A Coruña la orden del juzgado.
“En total son 30 los casos contabilizados que se encuentran en riesgo de perder su casa, muchas en los próximos meses”, explicaron desde la plataforma que auguran “un fin de año caliente por las movilizaciones” con las que esperan frenar lo que califican de drama social. Después de que consiguieran impedir el desahucio de Aurelia Rey  y la plataforma local se diera a conocer en toda España, han recibido nuevos voluntarios, pero también muchos casos nuevos. Héctor Tejón, portavoz de la plataforma, reconoció que “cada vez nos chaman máis cedo, o que nos dá máis marxe de manobra”.
 Un ejemplo de ello fue la reunión que tuvo lugar el sábado en el local de la asociación Alexandre Bóveda donde durante toda una mañana, tres personas participaron en la que fue la primera asamblea de asesoramiento colectivo para amenazados por el desahucio.  Tejón explicó que en la reunión, que se prolongó desde las once de la mañana hasta las dos de la tarde, “quedou claro que existe unha ampla variedade de condicionantes que marcan casos entre uns e outros”. En algún caso se trataba de un empresario que había puesto su casa como fianza y cuyo negocio salió mal, en otros de personas mayores que avalaron a su hijo ante el banco...
Pero no se trata solo de gente que compró un piso y no puede hacer frente a una hipoteca. Los inquilinos también sufren el mismo problema: el paro. Pasados unos meses en los que no encuentran un nuevo empleo y cuando se les agota la prestación social, la denuncia por impago les obliga a abandonar su casa. En otros casos el peligro que se enfrentan es a la expropiación, como ocurre con los vecinos que aún resisten en los terrenos donde un día deberá levantarse el Parque Ofimático.

Movilización del barrio
Otro de los cambios que perciben los activistas es que la figura del desahuciado va dejando poco a poco de ser un estigma que soportar: “Aínda o é, pero a xente vaise dando de conta que lle pode pasar a calquera”. Es por eso que para impedir el desahucio de Sanlés están tratando de sensibilizar al barrio donde vive O Castrillón, y Tejón asegura que está teniendo una respuesta bastante positiva, por lo que esperan una movilización popular. n
En cuanto a las autoridades, desde Stop Desahucios han solicitado en varias ocasiones la ayuda de los Servicios Sociales para encontrar la solución en casos como el de Sanlés. De hecho, según Tejón, el director del área no la ayudó alegando que “hay muchos casos que son peores que el suyo”.

Comentarios