viernes 25/9/20

Solo un coruñés utilizó el Escaño Ciudadano durante los seis primeros meses del año

Solo un vecino utilizó el Escaño Ciudadano durante los seis primeros meses del año, una muestra del descenso en la participación en esta iniciativa puesta en marcha por la Marea.

Los ciudadanos tienen que esperar hasta el final del pleno para intervenir | quintana
Los ciudadanos tienen que esperar hasta el final del pleno para intervenir | quintana

Solo un vecino utilizó el Escaño Ciudadano durante los seis primeros meses del año, una muestra del descenso en la participación en esta iniciativa puesta en marcha por la Marea. La corporación municipal celebra durante los primeros días de cada mes un pleno ordinario en el que se discuten asuntos que necesitan la aprobación de los concejales y posteriormente se abre un espacio para debatir mociones y que la oposición efectúe preguntas a los miembros del equipo de gobierno. Después, y antes de dar por finalizada la sesión, se abre un período para que los ciudadanos planteen sus cuestiones a la corporación.
La Marea Atlántica puso en marcha esta iniciativa con el objetivo de acercar a los ciudadanos a la actividad política municipal y que puedan presentar directamente sus propuestas o quejas. En los seis primeros meses de este año solo una persona hizo uso del Escaño Ciudadano. Se produjo en abril, cuando el presidente de la asociación vecinal de San Cristóbal “Os Anxos” expresó su malestar por diversas cuestiones relacionadas con la movilidad en O Birloque, Someso, Martinete y As Rañas.
Esta fue la única aparición en lo que va de año, quedando en los otros cinco meses desierto este puesto. La pérdida de interés por esta iniciativa es evidente y además algunos que participaron en el pasado transmitieron a la corporación su malestar por la larga espera. Aquellos que participen en el Escaño Ciudadano deben estar en el salón de plenos antes de las cinco de la tarde, hora de inicio de la sesión, y en varias ocasiones no pudieron hacer uso de la palabra hasta cerca de la once de la noche, una espera que para muchos es demasiado.
Mejora de horario
En este sentido, el alcalde, Xulio Ferreiro, explicó hace un par de semanas que estaban buscando la manera de mejorar esta situación y que los ciudadanos no tengan que esperar tanto para intervenir. El regidor hizo referencia a mejorar esta actividad con especial hincapié al aspecto horario, pero reconoció que esta posible modificación no se está produciendo tan rápido como les gustaría desde el Gobierno municipal.
El Escaño Ciudadano comenzó a funcionar en septiembre de 2015 y desde entonces la participación ha sido bastante desigual. Por ejemplo, durante todo el año pasado hubo nueve vecinos que intervinieron en el salón de plenos. Esto supone menos de uno al mes ya que a lo largo del año se llevan a cabo once plenos ordinarios puesto que se hace mensualmente. La única excepción es agosto: el parón vacacional también se deja sentir aquí .
Pero el descenso de intervenciones no es exclusivo del Escaño Ciudadano, sino que otras iniciativas de participación de la Marea llevadas a cabo por la Concejalíad e Participación Democrática están en situación parecida. Esta dinámica también ha afectado al “Dillo ti”, el encuentro mensual entre el equipo de gobierno y los ciudadanos en los barrios. El pasado mes esta herramienta comenzó su segunda vuelta a la ciudad después de haber recorrido las principales zonas.
En las últimas sesiones es visible el descenso en el número de ciudadanos tanto que acuden a escuchar a los miembros del equipo de gobierno como aquellos que intervienen para plantear sus quejas, inquietudes o mejoras relacionadas con el barrio en el que viven o a nivel general de toda la ciudad. l

Comentarios