Los siniestros laborales crecieron cerca de un 3% en A Coruña en 2017

El año pasado los siniestros laborales crecieron en A Coruña cerca de un 3% hasta llegar a los 3.275, según datos de la Consellería de Empleo e Industria. Desde la Xunta recalcan que el aumento de los accidentes

Los siniestros laborales crecieron cerca de un 3% en A Coruña en 2017
Los bomberos, durante la recuperación del cuerpo del operario fallecido el siete de febrero | patricia g. fraga
Los bomberos, durante la recuperación del cuerpo del operario fallecido el siete de febrero | patricia g. fraga

El año pasado los siniestros laborales crecieron en A Coruña cerca de un 3% hasta llegar a los 3.275, según datos de la Consellería de Empleo e Industria. Desde la Xunta recalcan que el aumento de los accidentes se produjo solo entre los leves, mientras que se registró una reducción de un 23,7% en los graves, pasando de 38 en 2016 a 29 en 2017. Para la Xunta, se trata de datos que avalan que se producen avances en seguridad laboral. Para Raquel Seijas, secretaria de Salud Laboral de UGT, hay que contemplar los datos dentro de su contexto, marcado por la reforma laboral, que dio vía libre a las mutuas de seguros para valorar las lesiones de los trabajadores: ”Hay una infravalorización”.
“Con las mutuas se privatizó todo y las heridas graves pasaron a ser tipificadas como leves”, asegura Seijas. Eso significa que patologías como años en el sistema de músculo-esqueléticos o sobreesfuerzos, o lesiones que se dan porque el trabajador ha permanecido muchas horas en la misma posición, o por cualquier golpes, se consideran leves, lo que falsea a su juicio la estadísticas: “Se supone que una lesión es grave cuando no te permite realizar tu trabajo, pero lo que ocurre es que muchos trabajadores tienen que medicarse para poder seguir haciendo su labor”.

La industria, en primer lugar
La mayor parte de los accidentes se producen en el sector de la industria, seguido de servicios dato que, como señala Seijas, engloba una gran cantidad de actividades, y en tercer lugar, la construcción. Con todo, la ciudad de A Coruña no muestra unas estadísticas tan graves, comparadas con la comunidad, de la que la portavoz de UGT recuerda que es la tercera comunidad con más accidentes laborales mortales. “Solo en Pontevedra tuvimos 18 muertos en 2017. Fue la provincia más golpeada”. Seijas enmarca el problema de las bajas laborales dentro de un problema aún mayor: el deterioro generalizado en la Seguridad Social. “La precariedad aumenta, y también los riesgos que tienen que soportar los trabajadores”; dice la responsable de UGT.

Por su parte, desde la Xunta señalan que en la provincia herculina se contabilizaron en 2017 11.811 siniestros, de los que doce fueron mortales, mientras que el año anterior habían sido 23. Dentro de los considerados graves, se registraron 141 frente a los 186 del año anterior, lo que supone una bajada del 24,2%. El Gobierno autonómico insiste en que la lucha contra la siniestralidad laboral es una prioridad y, como prueba, destaca que el Plan de Actividades del Instituto de Seguridade e Saúde Laboral de Galicia (ISSGA) para este año incluye un total de 74 actuaciones.
El reto es mejorar la eficiencia en la coordinación entre las administraciones en materia de prevención de riesgos laborales, impulsar la implicación de los interlocutores sociales, facilitar la gestión preventiva y reforzar la vigilancia y el control.

El plan de actividades incide este ano en ámbitos como la protección de la maternidad en el ámbito laboral y en actuaciones de prevención de riesgos en sectores con alta presencia de mujeres. Se centra también en los trabajadores de más de 55 años y en los autónomos y en los sectores forestal, pesquero, naval, de la construcción, pequeño comercio y actividades vinculadas con las aguas minerales y termales.