miércoles 5/8/20

El sector turístico prevé un balance de Semana Santa malo por la lluvia

Los hosteleros y hoteleros de la ciudad son conscientes de que la meteorología adversa les perjudica

La escasa afluencia de visitantes en relación a otros años se notaba ayer en las calles | patricia g. fraga
La escasa afluencia de visitantes en relación a otros años se notaba ayer en las calles | patricia g. fraga

Los peores temores del sector turístico para esta Semana Santa podrían cumplirse a tenor de las reservas que han llegado y el escaso ambiente que se vive en la mayoría de locales de hostelería estos días. Si hace una semana la Asociación de Hospedaje de A Coruña (Hospeco) decía conformarse con llenar un 87% de las habitaciones disponibles como el año pasado, en estos momentos les valdría con llegar al 80%. 
El presidente de Hospeco, Rafael Benito, se mostraba este miércoles realista tras ver que las reservas de cuartos de último minuto no estaban creciendo como se esperaba. Ya la semana pasada advirtió de que la excelente temporada de esquí, con todas las pistas abiertas, podía hacer mucho daño al sector turístico coruñés y sus advertencias parecen verse cumplidas ahora. Al principio les bastaba un 87% de ocupación, ahora con siete puntos menos podrían cerrar unos balances de los festejos –entre el jueves y el domingo– aceptables, pero todavía tienen dudas de cuáles serán los resultados finales. 
“Vamos a ver si llegamos al 80% de ocupación desde hoy y hasta el sábado pero está realmente difícil”, reflexionaba Benito este mismo miércoles. 
“Se han parado las reservas, no hay last minute y es que el anuncio constante de la entrada de un nuevo frente por el norte no ayuda mucho”, aclaró, haciendo referencia al problema de la lluvia, que siempre echa para atrás a los clientes potenciales. La prueba es que, aunque estos días ha habido más personas en la ciudad, no se ha llegado a ver la  misma cantidad de viajeros que otros años.    
Éxito del “Bo en boca” 
Por su parte, el presidente de la Asociación de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete, asegura que tanto a nivel gallego como local a pesar de que había turistas “la climatología es dura y la previsión mala”. Cree que esto es clave dado que “el buen tiempo siempre vende” y si el sol está luciendo en otros lugares, estos tienen las de ganar. De hecho, no hay más que comprobar el alto grado de ocupación que llevaban los vuelos estrenados esta semana a Palma de Mallorca, Tenerife Sur y Gran Canaria, a donde se fueron muchos vecinos del entorno a pasar la Semana Santa. 
“Estamos pensando que no va a ser especialmente buena, esto está estancadísimo y la gente preocupada”, reconoce Cañete. El único balance bueno que hacen, en este caso los hoteleros, es el de la campaña gastronómica Bo en boca activa en los restaurantes de ocho hoteles que “marcha muy bien”. “Parece que hay mucho coruñes que se está acercando" a degustar las propuestas activas hasta este domingo. l

Comentarios