martes 27/10/20

El sector pesquero exige a la UE que flexibilice el descarte de las capturas

El sector de la pesca, a través de la Fremss (Fundación Rendemento Económico Mínimo Sostible e Social) exige a la Unión Europea que flexibilice la política de descarte y desembarque de capturas.

Miembros de la Fremss presentaron ayer un manifiesto en el puerto coruñés a bordo del pesquero “Burelés” | javier alborés
Miembros de la Fremss presentaron ayer un manifiesto en el puerto coruñés a bordo del pesquero “Burelés” | javier alborés

El sector de la pesca, a través de la Fremss (Fundación Rendemento Económico Mínimo Sostible e Social) exige a la Unión Europea que flexibilice la política de descarte y desembarque de capturas.
La entidad presentó ayer un manifiesto en el puerto de A Coruña, a bordo del pesquero “Burelés”, en el que solicita revisar la asignación de cuotas y las tallas mínimas de referencia, y no aplicar la política de descartes para todas las flotas por igual, porque lo considera “un grave error”.
El secretario de la Fremss, Torcuato Teixeira, indicó que el objetivo de la fundación es desmitificar “ciertas ideas falsas sobre los descartes pesqueros”. Calcula que son en total 1,3 millones de toneladas al año.
“Un 10% de lo capturado, que no es apto para el consumo, no tiene salida comercial, no tiene talla reglamentaria o no se dispone de cuota para amparar lo capturado”, apuntó Teixeira, al tiempo que aseguró que en Europa al año se desechan 89 millones de toneladas de comida en buen estado, el 30% de lo que se produce.
Comparten la reducción 
La Fremss, cuyo presidente, Juan Carlos Corrás, también estuvo presente en la presentación del manifiesto, asegura compartir la importancia de reducir los descartes, aunque considera falaz el objetivo de lograr “descartes cero” ya que, según la entidad, es consustancial a la actividad.
“El descarte cero obedece únicamente a criterios políticos inspirados en posturas maximalistas y poco realistas de varias ONG ambientalistas, origen de campañas basadas en tesis demagógicas y nulamente sostenidas en certezas sobre el origen del problema”, añade.
Respecto a este punto, Teixeira centró sus críticas en excomisaria de Pesca y Asuntos Marítimos Maria Damanaki a la que acusó de ser una de las principales interesadas en aplicar la política “descartes cero” para poder continuar su trayectoria profesional en la organización no gubernamental que auspició la prohibición.
Cadena trófica 
El sector pesquero asegura que los descartes, al contrario de lo que se indica desde la Unión Europea, son importantes para el propio ecosistema “donde se realiza la actividad pesquera, puesto que su influencia en la cadena trófica de los hábitats marinos va desde la consideración como alimento para aves marinas y para diferentes especies de peces”.
“Esta contribución positiva al medio incluso fortalecería los sustratos al generar materia orgánica que se recicla en la cadena trófica general del mar”, insistía Teixeira.
Asimismo, la entidad considera que los plazos y metodologías de reducción y eliminación de los descartes marcados por la Unión Europea pueden ser inasumibles para el sector pesquero.
“Es necesario definir mejor, y establecer también su implicación en los ámbitos sociales y económicos de las pesquerías, articulando medidas para ayudar y apoyar en caso de que la política de reducción de descartes represente una reducción es estos aspectos”, apostilló el secretario de la Fremss. l

Comentarios