sábado 11.07.2020

El sector inmobiliario detecta un pequeño repunte en el mercado de los alquileres estivales

A Coruña ha sido polo de atracción de miles de turistas este verano, en el que se contabilizó un importante incremento del número de visitas. Eso ha provocado que el mercado de los alquileres

En la ciudad aún hay oferta de alquiler pese a la subida	quintana
En la ciudad aún hay oferta de alquiler pese a la subida quintana

A Coruña ha sido polo de atracción de miles de turistas este verano, en el que se contabilizó un importante incremento del número de visitas. Eso ha provocado que el mercado de los alquileres temporales para pasar unos días en la ciudad haya recuperado un poco del terreno perdido en años anteriores. Así lo confirma el sector inmobiliario, que también destaca el incremento de contratos de arrendamiento que se firman entre los propios coruñeses para viviendas de uso habitual.
Los alquileres de la temporada que coincide con el curso lectivo caen, pero los encargados de agendas inmobiliarias han disfrutado de un contrapunto que ha salvado un poco los muebles en los últimos meses. Sobre todo en junio y agosto se cerraron más acuerdos para ocupar los pisos vacíos de la ciudad por una quincena o incluso por un mes.
“Este año se ha movido más el alquiler de veraneo”, asegura la vocal del Colegio de Administradores de Fincas de Galicia, Carmela Lavandeira. “Hubo más gente que otros años y eso se notó”, concreta. De eso no cabe duda tras las estadísticas de visitantes que hizo públicas el Ayuntamiento hace tan solo unas semanas.
Además, hay cierto optimismo para la nueva temporada porque parece que los coruñeses empiezan a tener una mayor confianza en el futuro y se independizan más. “Nos pregunta más gente por el alquiler, tiene más inquietudes y ya se empieza a arrendar más”, destaca Lavandeira, que reconoce que hay “una mejoría en el mercado” de viviendas para largos períodos.
En su opinión, semeja que los ciudadanos han decidido “retomar la vida que tenían como interrumpida” aunque sea regateando precios.

"dos o tres meses"
“La movilidad de gente continúa porque el alquiler de pisos es lo que más se nota; el de locales está más parado”, comenta el presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Herminio Carballido. Desde su experiencia, y por lo que ha debatido con compañeros de profesión, recalca que cuando un inmueble se queda vacío ahora solo tarda “entre dos o tres meses” en volver a tener inquilinos.
Respecto a los pisos de calidad dirigidos a gente con un alto poder adquisitivo, Lavandeira defiende: “No alquilamos más porque no tentemos”.

Comentarios