martes 1/12/20

Las sardinas recobran su papel en las hogueras por la bajada de los precios

Los coruñeses disfrutaron de la víspera de San Juan con más sardinas que churrasco, como antaño, como en los buenos tiempos. 

Miles de personas volvieron a llenar las playas coruñesas para asistir a
Miles de personas volvieron a llenar las playas coruñesas para asistir a

Los coruñeses disfrutaron de la víspera de San Juan con más sardinas que churrasco, como antaño, como en los buenos tiempos.  Al tiempo que muchas pandillas reservaban el sitio en las playas –sin madera por la marea alta anunciada para las 22.00 horas–, numerosas personas se lanzaron a los mercados municipales y a las pescaderías a por el preciado manjar.
Este año, a diferencia de los dos anteriores, el precio acompañó aunque, quizá asustados por los mínimos de 18 euros el kilo de 2014, hubo algo menos de ambiente en las plazas. En todo caso, tanto en la plaza de Lugo, como en San Agustín o en Elviña el pescado rondó los 7 euros.
Hubo quien la cobró un poco más cara –sobre los nueve euros–y algunos pescaderos que incluso se vieron perjudicados por apurar demasiado en las subastas y las sacaron alrededor de los 20. En las primeras de la noche las cajas salieron a precios desorbitados, mientras que los barcos que llegaron por la mañana dejaron la mercancía a precios más asequibles. A ello ayudó la previsión de las últimas semanas, en las que los armadores dejaron criar la especie para evitar la escasez de sardina del San Juan en años anteriores.
“El precio fue bastante razonable y se descargaron entre 10.000 y 12.000 toneladas de sardina”, explicó el responsable del departamento de cancha de la Lonja, Ignacio Iglesias.
Pese a esa mejoría también el churrasco y el pollo fueron menús muy recurridos para esta madrugada en la que A Coruña ardió por los cuatro costados.

más de 300 fogatas
Y no es una forma de hablar: los servicios de emergencia calculan que durante la noche de ayer se prendieron cerca de 300 hogueras, de las que solo 200 estaban debidamente autorizadas.
De todos modos, los bomberos recorrieron la ciudad para comprobar que los fuegos cumplían con los requisitos de la ciudad. Son parte de las más de 500 personas que velaron porque la fiesta transcurriera sin incidencias.
Sin embargo, poco después de la medianoche los equipos de emergencias tuvieron que auxiliar en el Barrio de las Flores a una mujer que había sufrido quemaduras en el cuello a causa de la explosión de petardo.

Comentarios