sábado 19/9/20

Las sanciones diarias del 092 vuelven a niveles de antes de la desescalada

Cada vez resulta más difícil controlar si los vecinos que salen a la calle están cumpliendo las normativas
Agentes de la Policía Local, vigilando el cumplimiento de las normas | patricia g. fraga
Agentes de la Policía Local, vigilando el cumplimiento de las normas | patricia g. fraga

El comienzo de la desescalada había supuesto un ligero descenso en el número de sanciones impuestas por el 092 por incumplimientos de la normativa del confinamiento, al volverse esta más compleja y crear más situaciones en las que el público puede salir a la calle. Pero en la última semana, la actividad se ha recuperado, y apenase ha visto reducidas sus cifras diarias de multas después de semanas en las que habían permanecido estables. La media de los últimos siete días es de 19 sanciones, mientras que la media anterior calculada hasta el 27 de abril, era de 18.

Solo ayer se multó a 37 personas, una cifra alta, aunque se ha llegado a l51 sanciones en un solo día. La mayoría, adultos no acompañados por menores y que no pertenecen a la Tercera Edad (que es el grupo más fácilmente identificable) y que se encontraban fuera del horario permitido para hacer ejercicio. Durante el fin de semana, el número de sanciones siguió siendo alto, con 29 multas el domingo.

Pero, a medida que avanzaba la semana, se ha ido reduciendo. El lunes ya se registraron solamente siete, y el miércoles se registró un ligero aumento, cuando la Policía Local sancionó a 14 personas por incumplir las normas decretadas por el estado de alarma, de las que una persona fue denunciada por dedicarse a pasear con niños, otras doce con edades comprendidas entre los 14 y los 70 años y solo una persona en el tramo de mayores de 70.

Reincidentes

Fuentes municipales ya habían advertido del problema que supondría someter a un control estricto a miles de personas y comprobar si seguían los parámetros de la desescalada. Por ejemplo, si se alejaban de su hogar más allá del kilómetro preceptivo. En algunos casos, como el horario de ejercicio, resulta más fácil de controlar pero solo en teoría, puesto que la Policía suele avisar antes de sancionar y solo en caso de reincidentes o flagrantes.

Por ejemplo, esta semana la Policía Nacional tuvo que acudir a Matadero ante el aviso de que varias personas habían extendido toallas en la arena, algo que no estaba permitido. Este comportamiento explica que el número de multas de la Policía Local llegue ya a las 1.087 (que acabarán en las arcas del Gobierno central). Es posible que solo a partir del día once, si se aplica la relajación en la disciplina del confinamiento, se registre un verdadero descenso en las sanciones.

Comentarios