sábado 23/1/21

San Juan exigirá medidas adicionales de tráfico por las obras de La Marina

El próximo San Juan supondrá un desafío especial para la Concejalía de Movilidad, que tiene que afrontar una fiesta que obliga a cortar el Paseo Marítimo cuando es esta vía la que absorbe el tráfico que ya no puede circular por la avenida de Alférez Provisional debido a las obras del túnel de La Marina. De momento, se retrasará el corte de tráfico hasta las siete de la tarde, una hora más de lo habitual, pero también se baraja designar aparcamientos disuasorios para acercar al público a la fiesta en autobús.

Las obras en el Paseo Marítimo a la altura de los Salesianos avanzan a buen ritmo	javier alboré
Las obras en el Paseo Marítimo a la altura de los Salesianos avanzan a buen ritmo javier alboré

A falta de una semana para que comiencen las fiestas de San Juan, los responsables municipales se esfuerzan en ultimar los preparativos. Oficialmente, todo estará a punto para el día señalado, y las obras que ahora cubren parte del Paseo Marítimo concluidas, aunque se plantea un plan “B” en caso de que los trabajos se retrasen por cualquier motivo. Pero lo que realmente preocupa al Ayuntamiento (sobre todo, a la Concejalía de Tráfico y Movilidad) es qué pasara con la circulación de la ciudad cuando se corte el Paseo Marítimo, justo cuando el centro está en constante peligro de congestión por culpa de las obras del Paseo Marítimo, así que están estudiando tomar medidas extraordinarias.
De momento, el cierre del Paseo se retrasará una hora sobre el horario habitual, de seis a siete de la tarde. Pero además, el área de Begoña Freire está estudiando otras medidas para reducir el número de vehículos en las calles. Una de ellas son los aparcamientos disuasorios, que podrían ubicarse en las grandes áreas comerciales que jalonan la avenida de Alfonso Molina, de donde los participantes en la noche de San Juan serían trasladados a los arenales en autobuses. Sin embargo, a pesar de que el tiempo corre, todavía no hay nada decidido.
En todo caso, cuando el cierre sea efectivo, solo se podrá acceder al barrio de Monte Alto a través de la calle de San Andrés y la plaza de España o, dando un rodeo, por el tramo del Paseo que comienza en O Parrote. Eso significa aislar esta zona, aunque fuentes municipales confían en que la gran tradición sanjuanera de Monte Alto consiga paralizar el barrio y reducir el tránsito de vehículos a pesar de que se trate de un lunes. Además, este año, por primera vez, San Juan es festivo, así que esperan que el lunes se convierta en un puente para muchos trabajadores. Pero, por otro lado, el parte meteorológico, aunque no es muy fiable a largo plazo, apunta a que lloverá ligeramente, lo que invitaría al público a moverse en vehículos privados.

Día y noche

En cuanto a las obras de renovación del Paseo Marítimo, la concejala de cultura, Ana Fernández, insistía esta semana en que a la constructora “no les queda otra” que acabar los arreglos en el tiempo previsto: “Se llegará, porque está todo calculado. Igual que en O Parrote. Como si tienen que trabajar día y noche. Va a estar todo preparado a tiempo y precioso”. Pero en el caso de que ocurra lo peor, se tendría que retirar el material de obra, puesto que el espacio que ahora ocupa es indispensable para los puestos de emergencia, e instalar una cubierta temporal si el pavimento no está concluido.
Además, el espacio es necesario para instalar los aseos portátiles, de los que habrá 54, los contenedores de reparto de madera, una iniciativa que se puso en marcha por primera vez el año pasado en la playa de Riazor y que en esta edición se extiende a otros arenales, con el objetivo de que se queme combustible libre de clavos que luego quedan ocultos en la arena y que hay que retirar.  Todo debe tener su cabida en el Paseo Marítimo. 

Comentarios