sábado 24/10/20

San Andrés se acerca un poco más a la meta de ser la calle de referencia que fue

Ni siquiera ha sido necesario comenzar a trabajar. El simple anuncio de la creación de una plataforma de comerciantes de la calle de San Andrés parece haber funcionado como revulsivo para que numerosos coruñeses se hayan lanzado a emprender en ese entorno.

Los bajos comerciales se están moviendo de manos	quintana
Los bajos comerciales se están moviendo de manos quintana

Ni siquiera ha sido necesario comenzar a trabajar. El simple anuncio de la creación de una plataforma de comerciantes de la calle de San Andrés parece haber funcionado como revulsivo para que numerosos coruñeses se hayan lanzado a emprender en ese entorno. Ahora toca recuperar el esplendor comercial que tuvo en otro momento esta arteria de paso para muchos ciudadanos.
Precisamente con el paso, o más bien con el paseo, se descubren hasta una quincena de establecimientos nuevos o antiguos, que están en obras para acomodarse a una nueva estética más atractiva. Hace unos meses abundaban los carteles de liquidación o los de “Se alquila”, pues había propiedades que llevaban incluso años vacías por las elevadas rentas que reclamaban sus propietarios pero eso pasó a la historia, entre otras cosas porque muchos han reducido precios.
En estos momentos tan solo Genfins anuncia su cierre para este sábado, porque tanto Modus como Cris Camba avisan de que se someterán a un cambio de look a lo largo de estas semanas.  
En los últimos meses y, sobre todo, en las últimas semanas se ha registrado un goteo constante de aperturas. Hay quien ha apostado por los productos de la tierra o la alimentación en general como Mundo Galego y La Cocina de Pepa. O incluso O Recuncho do Granel, que lleva un poco más de tiempo operando como un colmado a caballo entre la modernidad y la tradición.
Entre otros establecimientos, también ha surgido la curiosa oferta de cerámica y baños de la mano de Santiber. La pena para los viandantes es que el bajo reluciente no encaje con los destrozos que hizo el tiempo en la fachada del edificio que ocupa el número 100 de la calle. Otro de esos espacios semiabandonados lo ha ocupado Icaria, mientras que en la esquina con la iglesia Castrense se anuncia la inminente apertura de una óptica.
La zona más próxima a ese punto de referencia, en la que se cambió la separación de acera y calzada por un nivel único, había resurgido un poco antes pero aún así se han detectado estrenos.
Sin ir más lejos –quizá por la confianza en San Andrés para conquistar a los clientes– las tiendas Endulze&Crista han dejado la plaza de la Galera para llenar de manualidades y repostería la zona. n

Comentarios